Tu idioma: EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish

Tiempos de conducción y descanso en COVID-19

Posteado por

Los Transportistas obligados a conducir con una mano en el volante y la otra en el BOE

El pasado domingo 12 de abril finalizó el plazo que permitía flexibilizar los tiempos de conducción y descanso. Se permitía conducir un mayor número de horas (respetando descansos de conducción ininterrumpida, diario y semanal), se reducía el descanso semanal a 24 horas permitiéndose hacerlo en cabina, si el camión estaba acondicionado para ello.

Recordemos que los Estados miembros pueden establecer excepciones temporales que no excedan de treinta días siempre que lo notifiquen inmediatamente a la Comisión Europea.

El caso es que todo apuntaba a una prorroga en las excepciones, tal y como se había solicitado en el Comité Nacional de Transporte por Carretera (CNTC), y para el lunes 13 de abril las rutas de los transportes estaban programadas con arreglo a ese criterio. A medida que pasaba el día de ayer, la orden del Ministerio de Transporte seguía sin llegar y hubieron que recalcularse las operaciones de transporte con el consiguiente perjuicio organizativo para los transportistas y los operadores logísticos.

La incertidumbre es uno de los peores enemigos de la eficacia en las operaciones de transporte y la falta de información, en un sentido u otro, va en contra de facilitar el desempeño de asegurar en todo momento el transporte de mercancías por carretera.

Por otro lado, desde AT Academia del Transportista queremos recordar que aunque las normas vuelvan a permitir flexibilizar las normas de conducción y descanso, en paralelo debería realizarse una campaña de sensibilización en seguridad vial para concienciar al transportista de los riesgos derivados.

Francisco Paz, Director de RRII de AT Academia del Transportista, nos recuerda que el aumento de la fatiga influye en las capacidades básicas que debemos tener al volante y debemos conocer que afecta principalmente a la Percepción, Atención, Toma de Decisiones y Capacidad Motora. Como conductor profesional y responsable, el transportista debe de parar su camión cuando reconozca los primeros síntomas ya que las principales consecuencias son:

• Percepción: verá más tarde y peor, apreciará las distancias de forma errónea, será más sensible a los deslumbramientos, tendrá más dificultades para ver las señales y para detectar riesgos de la vía.
• Atención: su capacidad para mantener la atención de forma continuada, elegir el estimulo más peligroso, prestar atención a más de una contingencia, se verán muy deterioradas y se favorecerán las distracciones, que no olvidemos son la primera causa de accidente mortal en España.
• Toma de Decisiones: la primera consecuencia de la fatiga es que nos va disminuyendo el filtro de la prudencia, también tardamos más en reaccionar (hasta un 85% más) y lo hacemos con peor criterio, y ese cóctel suele traer muy malas consecuencias.
• Coordinación motora: una vez tomada la decisión, nuestras respuestas en volante y frenos serán más lentas y de peor calidad y precisión.

Hay que recordar que los descanso son preventivos, es decir retrasan la aparición de la fatiga ya que cuando ésta aparece es muy difícil recuperarse en poco tiempo para volver a conducir. Dicho de otra forma, “los descansos una vez que ya estamos cansados son ineficaces”.

Transporte y movilidad: dudas COVID-19

 

Entradas Relacionadas

Loading…
Top

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Política de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra Política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies