Tu idioma: EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish

Fábrica de sueños

Posteado por

Ingrese al espacio de almacenamiento secreto donde McLaren guarda su colección de autos de carreras históricos

Detrás de las puertas cerradas de un almacén anónimo no muy lejos de Woking, Reino Unido, se encuentra una increíble cueva de Aladino repleta de la historia de Fórmula 1 ™ de McLaren. Aquí, en la oscuridad, envuelto en cubiertas de plástico como una reinvención automotriz de un laboratorio de criogenia, se encuentran fila tras fila de icónicos autos de carreras que datan de hace casi 40 años. Es el hogar de al menos 70 automóviles, además de ruedas, asientos, componentes, conos de nariz e incluso las cajas de embalaje que transportaron el equipo del equipo en todo el mundo.

Aquí es donde los autos de carreras de McLaren se retiran cuando termina su temporada, un libro de historia viva de cambio tecnológico e innovación. Vivir, porque ‘jubilarse’ no significa estar encerrado para siempre: para eventos especiales, el equipo de herencia de McLaren preparará y moverá un automóvil para exhibirlo en un minorista o en un museo. Los automóviles también se animan para exhibiciones dinámicas en reuniones patrimoniales como el Goodwood Festival of Speed o el Monterey Motorsports Reunion.

En el interior, el edificio tiene una sensación muy diferente al Boulevard MTC: el moderno espacio con paredes de vidrio dentro del Centro de Tecnología McLaren, donde un pequeño puñado de automóviles se exhiben permanentemente. Por el contrario, esta sala es funcional y austera, en gran medida un almacén práctico en lugar de un museo. Hace un extraño contraste con los contenidos agitantes e históricos apilados en lo alto de sus estantes de estructura metálica.

El efecto de ver tantos autos en un solo lugar es completamente asombroso. A su alrededor, grandes nombres gritan desde debajo de las cubiertas de plástico en la famosa carrocería con librea: Senna, Prost, Hunt, Häkkinen, Hamilton. Y también puede verlos en letras garabateadas en dólares de asientos, calentadores de llantas y estuches de carga. Es como si realmente pudieras tocar la historia.

McLaren Prost

McLaren Prost

Este grupo de autos es tan ecléctico como icónico, incluyendo todo, desde infames autos ganadores de carreras hasta mulas de prueba únicas que nunca vieron la luz del día. El MP4 / 8 de 1993, el último ganador del Gran Premio de Ayrton Senna, se encuentra junto a un extraordinario demostrador de Fórmula 1 ™ de dos plazas, construido en 1998 con el propósito de brindar a los huéspedes y clientes una experiencia de la F1. Cerca hay una mula única con motor Lamborghini, que se codea con un auto de prueba MP4-18, ninguno de los cuales corrió, pero aquí están, salvo para la posteridad.

McLaren Senna

McLaren Senna

La mayor parte de la colección está compuesta por autos de F1 con el prefijo MP4, lo que demuestra el hecho de que McLaren no permitió que un solo auto se vendiera o descartara después de 1981, preservando así una colección completa y definitiva. Pero la sala no solo contiene autos de Fórmula 1, también hay corredores Can-Am, Indycars y F1 GTR aquí. Una poderosa sección transversal del ADN de carreras, tecnología e ingeniería de McLaren.

Estos autos fueron construidos para competir y para conducir en el límite absoluto. Puedes imaginar el ruido que harían si todos comenzaran al unísono, pero de alguna manera, es el silencio impresionante lo que te pone la piel de gallina.

McLaren

McLaren

Texto traducido automáticamente

Fuente:  McLaren

_____________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

DREAM FACTORY

Step inside the secret storage space where McLaren keeps its collection of historic racing cars

Behind the locked doors of an anonymous warehouse not too far from Woking, UK, lies an incredible Aladdin’s cave bursting with McLaren’s Formula 1™ history. Here, in the darkness, shrouded in plastic covers like some automotive reimagining of a cryogenics lab, stand row after row of iconic racing cars dating back almost 40 years. It’s home to at least 70 cars, plus wheels, seats, components, nose cones and even the packing cases that transported the team’s equipment around the world.

This is where McLaren’s racing cars retire when their season is done, a living history book of technological change and innovation. Living, because ‘retirement’ doesn’t mean being locked away forever – for special events, the McLaren heritage team will prepare and move a car for display at a retailer or in a museum. Cars are also fired up for dynamic displays at heritage meetings such as the Goodwood Festival of Speed or the Monterey Motorsports Reunion.

Inside, the building has a very different feel to the MTC Boulevard – the modern, glass-walled space inside the McLaren Technology Centre where a small handful of cars are on permanent display. In contrast, this room is functional and austere – very much a practical warehouse rather than a museum. It makes for a strange contrast with the stirring, history-making contents stacked high on its metal-frame shelves.

The effect of seeing so many cars in one place is utterly jaw-dropping. All around, great names shout from beneath the plastic shrouds on famously liveried bodywork: Senna, Prost, Hunt, Häkkinen, Hamilton. And you can see them too in scrawled letters on seat bucks, tyre warmers and freight cases. It’s as if you can actually touch the history.

This group of cars is as eclectic as it is iconic, including everything from infamous race-winning cars to unique test mules that never saw the light of day. The MP4/8 of 1993, Ayrton Senna’s last Grand Prix winner, stands next to an extraordinary two-seater Formula 1™ demonstrator, built in 1998 for the purpose of giving guests and customers a taste of the F1 experience. Nearby is a one-off Lamborghini-engined mule, rubbing shoulders with an MP4-18 test car – neither ever raced, yet here they are, saved for posterity.

The majority of the collection is made up of F1 cars bearing the MP4 prefix, testament to the fact that McLaren did not allow a single such car be sold or discarded after 1981, thus preserving a complete and definitive collection. But the room does not just contain Formula 1 cars – there are Can-Am racers, Indycars and F1 GTRs in here as well. A mighty cross-section of McLaren’s racing, technological and engineering DNA.

These cars were built to race, and to be driven on the absolute limit. You can imagine the noise they would make if they all started in unison, yet somehow, it’s the awesome silence that gives you goose bumps.

Original text.

From:  McLaren

Entradas Relacionadas

Loading…
Top

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Política de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra Política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies