Tu idioma: EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish

Más seguridad para los transportistas.

Posteado por
Froet exige “medidas contundentes” contra la “impunidad” de las mafias de inmigrantes en la frontera de Calais (Francia).
En lo que va de año se han producido 62 asaltos a camiones por el método del butrón con unas pérdidas de 1.100.000 euros.

La Federación Regional de Organizaciones Empresariales de Transporte de Murcia exigió hoy “medidas contundentes” a las Administraciones competentes contra la “impunidad” con la que operan las mafias que introducen inmigrantes por la frontera francesa, principalmente en Calais pero también en el Eurotúnel, con destino al Reino Unido.

El secretario general de Froet, Manuel Pérezcarro, explicó que lo que va de año se han producido, al menos, 62 casos en vehículos procedentes de la Región de Murcia, con unas pérdidas superiores al 1.100.00 euros, únicamente por daños a las mercancías transportadas, a lo que hay que sumar que los camioneros se están negando a hacer esta ruta, ante el enorme riesgo que corren.

Y es que, al estar los vehículos dotados de precintos y sistemas de seguridad en los portones de los remolques que impiden su apertura, las mafias han perfeccionado su método de acceso a los camiones, operando con gran rapidez aprovechando los descansos de los conductores.

Así, son capaces de abrir en muy poco tiempo, con herramientas especiales, butrones en los techos de los remolques, por donde acceden los polizones. Los conductores no se percatan de ello debido a que no se aprecia el agujero realizando la habitual inspección ocular, puesto que, al estar en el techo, no se puede ver desde abajo.

Una vez en el interior, los polizones destrozan las mercancías e, incluso, hacen sus necesidades fisiológicas, lo que causa que lógicamente el destinatario rechace la mercancía. “Los conductores son detenidos en muchas ocasiones hasta que se esclarece el asunto”, apuntó Pérezcarro, quien advirtió que no sólo los conductores no quieren ir al Reino Unido, sino que las empresas están empezando a rechazar este destino ante las pérdidas que ocasiona el rechazo de las mercancías, la paralización del vehículo y pérdida de viajes de retorno.

En este sentido, el secretario general de Froet reclamó a la Unión Europea, y Francia en particular, que “sea consciente de que tiene un problema de seguridad, pues no estamos ante hechos puntuales, sino ante mafias organizadas que están operando con total impunidad ante los ojos de las autoridades”.

“La posible salida del Reino Unido de la Unión Europea ha podido ser el detonante para que hayan aumentado de forma exponencial los ataques por polizones desde principio de año”, comentó Pérezcarro.

Igualmente, denunció la “impotencia” que sienten los transportistas para evitar estas situaciones y los sentimientos de “desasosiego y zozobra” que sufren cuando tienen que cruzar el paso fronterizo de Calais o el Eurotúnel.

“Estamos hablando de tráfico de personas por parte de mafias organizadas, y no puede ser que los paganos siempre sean los eslabones más débiles, en este caso, los propios inmigrantes y los conductores de los vehículos en los que se cuelan”, apostilló.

Por ello, Pérezcarro reiteró la necesidad de aparcamientos vigilados y seguros para los transportistas, ya que “los que hay están completamente saturados y carecen de seguridad”, así como que se intensifique la labor policial contra estas mafias.

_________________________________________________________________________________________________________

Denuncia que las mafias están recrudeciendo sus asaltos a camiones con métodos cada vez más audaces.

Pérezcarro afirma que, “desgraciadamente, el sector del transporte de mercancías por carretera es testigo y sufridor directo de este drama humano”.

La Federación Regional de Organizaciones Empresariales de Transporte de Murcia (Froet) exigió hoy que se aumente la seguridad en las áreas de descanso en toda Europa, y en especial en Francia, ante el recrudecimiento de los asaltos a camiones que se dirigen al Reino Unido, para lo que las mafias están empleando métodos cada vez más audaces.

Y es que, el número de asaltos a los vehículos se está incrementando en las últimas semanas, dejando a los transportistas completamente desprotegidos, pese a las medidas de seguridad de las empresas han adoptado para evitar precisamente que los polizones se cuelen en los camiones: sensores de apertura de puertas, sensores volumétricos que detectan la presencia humana en el interior, cerraduras especiales o precintos, entre otras.

De hecho, en un vídeo grabado en fechas recientes, se observa cómo varios polizones escapan por la parte superior de un remolque frigorífico, al que habían logrado introducirse abriendo un rudimentario boquete en el techo, ante la perplejidad de los camioneros que estaban estacionados en la zona, que no daban crédito de lo que estaban viendo.

El secretario general de Froet, Manuel Pérezcarro, explicó que las empresas de transporte que circulan con destino al Reino Unido están teniendo de nuevo “enormes problemas” con los polizones, ya que aprovechan que no existen áreas de descanso seguras o aparcamientos que garanticen la seguridad del vehículo y de su mercancía.

En este sentido, comentó que las empresas asociadas a Froet “ya no saben lo que hacer, porque están parando muchos kilómetros antes para que no se sepa el destino que lleva ese vehículo”, y se mostró convencido de que por el cariz del último asalto del que se tiene conocimiento, con una veintena de polizones implicados, el papel de las mafias es claro “porque se necesita la colaboración de gente externa para poder acceder al techo del camión”. En su opinión, “esto no hubiera ocurrido si hubiera en toda Europa y en España áreas de servicio seguras, donde se eviten estas situaciones, en las que el pagano es el propio transportista, que se ve completamente desamparado”.

TESTIGO Y VÍCTIMA

“Desgraciadamente, el sector del transporte de mercancías por carretera es testigo, víctima y sufridor directo de este drama humano”, apuntó Pérezcarro, quien explicó que, en estos casos, el conductor suele quedar detenido y el vehículo inmovilizado, ocasionando “una angustia a los camioneros, que se ven impotentes y temen que les pueda pasar a cualquiera de ellos”.

A esto, habría que añadir las pérdidas económicas, ya que los propietarios de las mercancías rechazan la totalidad de la carga transportada desde el momento en que se hayan subido polizones al interior de los camiones, lo que ocasiona graves perjuicios que pueden llegar a alcanzar los 25.000 euros por viaje, en productos como la lechuga o el brócoli.

Además, son muy pocas las compañías de seguros cubren los riesgo derivados de la presencia de polizones en los camiones y, las que sí lo hacen, suelen tener limitada la indemnización a un máximo de 6.000 euros, o incrementan sustancialmente el importe de la prima del seguro si se quiere aumentar la cobertura.

Entradas Relacionadas

Loading…
Top

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Política de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra Política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies