Tu idioma: EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish

El futuro de la industria del transporte por carretera hacia los vehículos autónomos.

Posteado por

La industria del transporte por carretera va a ir adoptando gradualmente un modelo de vehículos autónomos que van a producir un cambio en el transporte y un ahorro de costes operativos.

Ya estamos viendo cada vez con más frecuencia como fabricantes como Daimler, Tesla o Nikola Motors están sacando modelos de camiones eléctricos que van marcando el camino de la nueva tecnología en el sector. Esta tecnología que llevan incorporada es capaz de ayudar al conductor con controles de velocidad adaptativos, radares para mejorar la visión, sistemas de advertencia de colisiones y salidas de carril entre otros muchos avances.

En el siguiente vídeo se puede ver el camión que se adelantó a la compañía Tesla y va a competir con su camión en el futuro. Se trata del Nikola One.

Fuente: #CdRas

¿Qué ventajas presentan los camiones eléctricos frente a los de combustible diésel?

La principal ventaja es una reducción en los costes operativos.

En la presentación del Tesla Semi, se pudo ver una tabla que comparaba los costes del camión de Tesla con un camión diésel. La diferencia no deja lugar a dudas, desde el primer día los costes del camión diésel eran un 20 % mayores que los del Tesla Semi.

¿Cómo se reducen los costes con un camión eléctrico?

El ahorro en combustible sumado a las nuevas tecnologías que traen incorporadas y la innovación, hacen que los costes se reduzcan mucho.

Los vehículos eléctricos disponen de frenada regenerativa a través del motor lo cual posibilita la frenada del camión sin pisar el freno y sin el habitual desgaste del sistema de frenos y otros componentes.

Otra de las ventajas de los camiones eléctricos es que tienen la capacidad de subir por carreteras con pendientes pronunciadas a la velocidad de circulación y sin pérdidas de rendimiento. En estas circunstancias los camiones diésel no son capaces de subir a la velocidad de circulación en la mayoría de los casos además de aumentar notablemente su consumo.

Aumento de la seguridad conduciendo un camión eléctrico.

Algunos de los puntos destacables en seguridad de estos camiones eléctricos son la disminución del riesgo de la temida tijera y de vuelco.

La tijera se previene debido a que llevan motores independientes en las ruedas tractoras que se compensan mediante su unidad central. El riesgo de vuelco disminuye debido al bajo centro de gravedad de los camiones eléctricos al disponer de las pesadas baterías en su parte inferior.

Fabricantes como Tesla ayudan a los conductores con innovación en sus camiones. Esto se puede ver en el cristal superresistente que incorpora el camión Tesla Semi, capaz de aguantar fuertes impactos lo que se traduce en la eliminación de pérdidas de tiempo en reparación de lunas.

Otro avance que ya llevan en su tecnología algunos camiones eléctricos actuales es la capacidad de circular en pelotón comunicándose entre sí y adaptando las distancias incluso si un vehículo se interpone entre ellos.

Este prometedor avance hace que se reduzca la distancia aerodinámica y se aumenten las eficiencias de energía disminuyendo costes operativos.

¿Cómo serán las futuras generaciones de camiones?

El siguiente paso de la tecnología es la fabricación de camiones totalmente autónomos. Aunque expertos de la industria apuntan que seguirán necesitando de un cierto control humano.

Esta automatización es todavía futurista pero viendo la evolución de los camiones eléctricos no es descabellado pensar que en unos años veremos flotas de camiones transportando sus cargas de una forma segura sin una persona detrás del volante.

Actualmente los nuevos modelos de camiones eléctricos que están saliendo al mercado son el anticipo de los futuros camiones autónomos, los cuales facilitarán el trabajo a transportistas permitiéndoles trabajar más tiempo y de una forma más segura.

El camión autónomo nos deja soñar con nuevas formas de transporte como camiones sin conductor capaces de circular por la noche cuando haya menos viajeros o comunicarse entre sí, reduciendo las velocidades ante accidentes o aproximaciones a ciudades y facilitando una mayor fluidez del tráfico.

Actualmente, ¿Puede competir el camión eléctrico con el camión diésel?

La respuesta depende mucho de las autonomías reales de los camiones que se están diseñando y que van a salir en los próximos meses.

Quizás los camiones eléctricos no sean capaces de competir en rutas de largas distancias del orden de 1000 kilómetros o superiores, pero sí en centros de almacenamiento que se encuentren a distancias de 300-400 kilómetros en los cuales durante las operaciones de carga y descarga se pueden cargar las baterías de los camiones para volver a la carretera con una autonomía suficiente.

Pese a esto, en los próximos años veremos cómo el desarrollo tecnológico de las baterías rompe esta barrera de la autonomía incrementándola y permitiendo realizar cargas rápidas.

Por lo tanto queda por decir que en el negocio del transporte y la logística muy importante reducir los costes operativos y aumentar la seguridad y confort de los transportistas, aspectos en los que va a haber un gran desarrollo en los próximos años.

No nos olvidemos tampoco de una cosa, a parte de las ventajas mencionadas en el artículo, los camiones eléctricos no emiten emisiones contaminantes!

Entradas Relacionadas

Loading…
Top

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Política de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra Política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Compartir
Compartir
Leer entrada anterior
Volvo: nuevo sistema de baterías proporciona mayor comodidad al conductor y arranques más fiables.

Cerrar