Tu idioma: EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish

Consejos para mejorar tu servicio de transporte.

Posteado por

Suelo frecuentar la carretera muy a menudo. Desde niña mi madre y yo solíamos tomar el autobús en México para recorrer distancias largas. Ahora sigo utilizando este medio de transporte  para conocer diferentes países durante mi estancia en Europa.

Sin duda viajar significa conocer el mundo. Esta actividad te permite aprender, crecer, enriquecer tus criterios, y sobre todo coincidir con gente maravillosa.

Evidentemente mi experiencia a bordo no siempre es la misma. Algunas veces mejores que otras y cuando va mal lo primero que pienso es en no volver a tomar la misma línea de autobús.

Por esta razón, este artículo no va dedicado al usuario, si no a las mismas empresas, para invitarlos a mejorar su servicio.

Vamos a empezar con lo más básico. El futuro de tu empresa dependerá de la calidad de tu servicio. Si éste es pésimo perderás el 70% de tus ventas. El porcentaje restante sólo caerá en tus garras por la mera necesidad del cliente o la ignorancia de éste al no saber por lo que está pagando. Por lo tanto…

No prometas lo que no podrás cumplir.

Young man wearing a blue outfit. Cheating.

Inicialmente es verdad que el poder de convencimiento es un talento bastante útil. Es muy posible que la retórica atrape clientes y sientas que el dinero fluya debido a tus estrategias de neuromárketing.

Sin embargo, el problema comienza cuando al usuario le da la impresión que lo que se ha dicho no fueron más que palabras bonitas. Se sentirán manipulados y que su dinero no fue depositado en el lugar correcto.

Algunos ejemplos para este tipo de ocasiones son:

  • Genial, me han regalado unos cascos para escuchar música mientras viajo pero… solo se escucha una bocina.
  • El autobús incluye pantallas individuales para ver películas en el camino pero… solo me ofrecen una variedad de cuatro. Tres de ellas son noventeras (bastante común).
  • Podré cargar mi móvil con los portales USB incluidos. Bien, ahora no tendré problemas con la batería cuando llegue a mi destino pero…. Desafortunadamente éstos tienen falso contacto.

Bueno, la lista es larga pero… supongo que el punto ha quedado claro.

La razón de este derrumbe me lleva a compartirte mi segundo punto, que tiene mucho que ver con nuestro contexto social actual.

Hablo de la era de la información. Esta etapa comenzó a surgir a principios del milenio, el cual revolucionó por completo nuestra manera de hacer negocios.

Los sitios de interacción virtual como high 5, Myspace, MSN, y Yahoo Chat, fueron los debutantes y ahora devorados por el gigante de Facebook. Sin embargo, el marketing 2.0 no se refiere únicamente a las redes sociales si no a la interacción virtual como tal.

La paradoja es ¿unirme o no unirme a las redes sociales como empresa?

Las redes sociales son un arma de doble filo, y de filos muy filosos, pues si no cuentas con tu propia cuenta de Facebook, tendrás que afrontar las consecuencias. Te catalogarán como una empresa que trabaja a la antigua sin alguna necesidad de actualizarse ni de progresar (que en verdad esto tiene algo de cierto).

Por otro lado, si decides abrir una cuenta, asegúrate de que tu servicio no sea malo, ya que un usuario molesto querrá expresar su mala experiencia, incluso por medio de su propia cuenta, “hashtagging” o etiquetando el nombre de tu compañía.

Consecuentemente este acto se puede convertir en un problema viral, pues la información viaja en cuestión de segundos. No querrás que te ocurra lo que ya se volvió muy de moda con algunas aerolíneas, la cuales no han podido recuperar el valor de su reputación.

De lo contrario, si la retroalimentación y comentarios acerca de tu empresa son en su mayoría positivos, sin duda aumentarás el número de tus clientes.

Sé realista con tu presupuesto.

Para no hacer promesas mitad verdaderas, lo mejor que puedes hacer es ser honesto contigo mismo.

Si por el momento tu presupuesto no es suficiente como para incluir esas muy atractivas pantallas planas en proporción al número de tus asientos, puedes comenzar ofreciendo un pequeño lonche, cacahuates (al estilo aerolínea) o algún suvenir no costoso. Seguro que cualquier detalle que marcará la diferencia y tu cliente podrá recomendarte.

Piensa que tu servicio tiene que ser tan bueno que los usuarios no querrán bajarse del autobús. Esto no significa que tengas que invertir grandes cantidades, el confort comienza desde que el conductor te recibe con un “muy buenos días”, acompañado de una sonrisa.

Evoluciona al marketing 3.0

El acceso a la información inmediata que recibimos en la web, nos ha hecho más conscientes de lo que ocurre alrededor del mundo.

Hoy en día, personas de cualquier edad, pueden darse cuenta de que formamos parte del sistema que destruye el planeta. Somos la causa (aunque sea indirecta) de crear esclavitud y explotación, del maltrato animal, de alimentar la guerra, y demás factores deteriorables.

Por lo tanto, se ha despertado un sentimiento de impotencia en la sociedad y con ello el surgimiento de empresas comprometidas con su entorno y el futuro de las nuevas generaciones. Así nace el marketing de ética y compromiso social.

Son muchos los negocios que ya se han unido y que además les ha funcionado muy bien. Las compañías de autobuses no pueden darse el lujo de dejar este atributo a un lado, ya que tienen la ventaja de ser el medio de transporte más ecológico, cualidad que sin duda debes aprovechar.

La recomendación que te ofrezco es dirigir tu campaña publicitaria informando a los usuarios que alquilar un autobús no sólo será la manera más cómoda y rentable de viajar, sino que además es la más ecológica.

También puedes considerar fuentes de electricidad alternativas, ciertos materiales de tela o plástico reciclados. Utiliza tu imaginación y hazle ver a tu cliente que al seleccionar tu marca, su dinero habrá llegado a manos de una empresa progresista.

De igual manera deja tu huella y asegúrate de que nadie se sienta excluido, sin importar su nacionalidad, género o preferencia sexual.

Conclusión:

  • Actualiza tu estrategia de venta, únete a las redes sociales, participa, y maten tu reputación dentro de ellas.
  • Comprométete con el usuario de forma realista y reconoce las capacidades económicas de tu negocio para no caer en el juego de las promesas falsas.
  • Recuerda que no se trata de enfocar toda nuestra atención al consumidor, lo de hoy es lograr que tu negocio sea una empresa basada en valores, reconocimiento y compromiso.

Toma ventaja de lo que significa ser una compañía de autobuses y ayuda a los viajeros como yo, a ser más felices  en la carretera. 

Entradas Relacionadas

Loading…
Top

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Política de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra Política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Compartir
Compartir
Leer entrada anterior
Sello EQAMOB para el Grup Moldtrans.

Cerrar