Tu idioma: EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish

La vialidad invernal en carretera.

Posteado por

Vialidad invernal.

Uno de los principales puntos de atención durante los meses en los que la temperatura ambiental desciende y existen riesgos de nevadas y heladas es el mantener el mayor nivel de vialidad posible en las redes de carreteras. Llamamos a esta vialidad invernal aunque las campañas dirigidas a ella no coincidan exactamente con los meses de invierno y comiencen, en la mayoría de comunidades autónomas españolas, en torno a principios del mes de noviembre (En países del norte de Europa las campañas se extienden prácticamente desde finales de verano).

Son muchas las actividades que engloban estas campañas de vialidad invernal, todas ellas han de estar planificadas, enfocadas y dirigidas a que las vías terrestres presenten un óptimo estado para la circulación de los vehículos. La gestión de estas campañas, puesta en marcha, desarrollo y control son llevadas a cabo por la correspondiente administración pública titular de las carreteras, más concretamente por su departamento de conservación y explotación de carreteras.

En España existen distintos grados de administraciones públicas, con su catálogo o lista de carreteras correspondientes, podemos así distinguir entre carreteras nacionales, autonómicas, provinciales o comarcales y locales. Son entonces múltiples organismos los encargados de mantener esta vialidad invernal.

Prioridad de actuación:

Consultando cualquier artículo o documento sobre la clasificación de carreteras y vías nos damos cuenta de que esta clasificación no es azarosa y que para que una carretera sea clasificada dentro de uno de los grupos nombrados anteriormente debe cumplir unos requisitos de “importancia”. Es comprensible entonces que las carreteras nacionales (incluidas aquí carreteras convencionales, autovías y autopistas de titularidad nacional) sean a priori las carreteras donde las campañas de vialidad invernal han de ser de una mayor importancia. Controladas estas por el gobierno central, Ministerio de Fomento, y distribuidas en subzonas de actuación a lo largo de todo su recorrido. Tienen también importancia especial las carreteras autonómicas, ya que en muchos casos son las encargadas de unir dos capitales de provincia (donde la densidad de población es bastante más elevada) por lo tanto deben mantener su nivel de servicio.

Quizá el mayor problema de la vialidad invernal se encuentre en esas carreteras de menor entidad como pueden ser las comarcales o las locales, que por estar administradas por organismos o entidades con menos recursos, sufren más las inclemencias de la meteorología. No es raro así ver en las noticias como pequeños pueblos quedan incomunicados después de algunas fuertes nevadas. En muchas ocasiones estas administraciones con menos recursos acuerdan con otras de mayor importancia la gestión de campañas de vialidad invernal, por lo que no es raro ver como equipos de carácter autonómico o estatal trabajan también en carreteras locales o comarcales, entendiendo siempre la prioridad de servicio a las carreteras propias de los primeros.

¿Cómo se gestiona la vialidad invernal?

Como se ha comentado, cada administración cuenta con su catálogo de carreteras y es esta la que decide cómo actuar en ellas, como distribuir sus bienes y recursos y como programar las tareas de conservación. Las tareas son dirigidas y programadas desde los centros de gestión, explotación y conservación de carreteras, donde los ingenieros civiles, de obras públicas o de caminos son los encargados de plantear las pertinentes actuaciones a llevar a cabo durante estas campañas. Dividiendo generalmente en subzonas a los equipos para tratar de cubrir el mayor número de kilómetros posible de la forma más eficiente y eficaz.

Material, equipo y productos.
Las tareas de vialidad invernal pueden dividirse principalmente en dos categorías: Prevención y Actuación.

• Prevención:
Son estas las tareas encaminadas a que las carreteras no queden colapsadas por la acumulación de nieve o hielo en su superficie y por lo tanto disminuya el nivel de servicio de la misma. Estás actividades consisten principalmente en rociar la superficie de la carretera con materiales fundentes (Sal u otros productos) para que disminuya el punto de congelación del agua que forma la nieve, es decir que si en estado normal el agua congela en torno a los 0ºC con la adicción de estos productos ese punto puede bajar hasta los -10ºC o -20ºC con lo que si resulta que la temperatura ambiente es de -4ºC no se formará hielo en la calzada, y la nieve que pueda llegar a caer se fundirá sobre la misma.
Es recomendable que la adicción de estos productos se realice en una mezcla acuosa preparada (salmuera) ya que si se rocía únicamente la sal o productos similares estos pueden ser arrastrados por el viento y dejar zonas sin protección a lo largo de la carretera.
Los principales inconvenientes de estos productos radican en el potencial daño que pueden sufrir los vehículos al contacto con la sal, que ataca a los metales. Otro punto desfavorable es que la sal pueda acabar penetrando en el terreno contiguo a las carreteras lo que modifica las propiedades de este pudiendo llegar a atacar cultivos y plantas.
La maquinaria y equipos empleados en estas tareas pueden ser de muy diversa índole, y dependerán en gran parte de los recursos con los que cuente el organismo titular de la carretera.

4326345119_842f575156_b

Referencia 2

• Actuación:
Se centran estas actividades en retirar la posible acumulación de hielo o nieve en la superficie de la calzada para poder reestablecer así su nivel de servicio. Principalmente este trabajo es llevado a cabo por maquinas con palas quitanieves, otro recurso es la adicción de los materiales fundentes anteriormente comentados para que el hielo o la nieve se derritan y permitan la circulación.

La principal diferencia entre los dos tipos de tareas aquí mencionados se basa en que una se realiza “a priori” (Prevención) y otra “a posteriori” (Actuación). La prevención es más propia de carreteras principales en las que una bajada del nivel de servicio ocasionaría grandes problemas a los numerosos usuarios que por ella transitan, sin embargo en las carreteras con menos tráfico lo común es recurrir a la actuación si se generan problemas de circulación.

Existen programas innovadores y de investigación centrados en las tareas de vialidad invernal como por ejemplo en Teruel, donde han desarrollado un sistema de aspersores de salmuera para mantener la carretera libre de hielo y nieve sin la necesidad de maquinaria rodante.
A parte de todo lo aquí mencionado es recomendable para los conductores que sigan las instrucciones y recomendaciones tanto del fabricante del vehículo, como de los neumáticos y las principales campañas de seguridad vial destinadas a concienciar y poner alerta a los conductores sobre los riesgos de la circulación cuando las condiciones climatológicas son adversas.

snowplow-1168278_960_720

Referencia 3

Sobre el autor:
Sergio Miguel Galán, estudiante de Ingeniería Civil en la UEx
Cuenta twitter: @BlocIngenieria
Instagram: @ingenieria_civil_bloc
Blog: http://abridgefortheworld.blogspot.com.es

Referencias:
Todas las imágenes mostradas proceden de motores de búsqueda y bancos de imágenes libres de derechos de autor y de libre reproducción.
Referencia 1: https://pixabay.com
Referencia 2: https://www.flickr.com
Referencia 3: https://pixabay.com

Información y consultas
http://www.wikivia.org/wikivia/index.php/Vialidad_invernal
http://www.proteccioncivil.es/web/dgpcye/vialidad-invernal
http://www.carreteros.org/tenologia_mopu/1/pdfs/vialidad_invernal.pdf
http://www.caranddriverthef1.com/coches/planeta-motor/122522-made-spain-aspersores-salmuera-para-carreteras-heladas

 

Entradas Relacionadas

Loading…
Top

Comentarios 1

  1. Pingback: La vialidad invernal en carretera | Ingeniatte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Política de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra Política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR
Compartir
Compartir