Tu idioma: EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish

¿Cómo medir los resultados en logística?

Posteado por

¿Cómo medir los resultados en logística? Los KPIS.

¿Cómo podemos medir si nuestra actividad logística está siendo efectiva? ¿Qué nos puede ayudar a mejorar los resultados? Los KPIS (Key Performence Indicators) son indicadores que nos permiten evaluar y medir si los objetivos previstos por una compañía se están cumpliendo, una función fundamental para mantener un cierto nivel de competitividad, productividad y calidad. Conocemos así los resultados de los procesos logísticos a través de los KPIS, de modo que nos permiten corregir y controlar que la logística se está desarrollando de manera eficiente y de calidad.  En este post, desde Cogesa  descubrimos qué factores tener en cuenta a la hora de medir resultados.

Hablamos, por tanto, del conjunto de datos que conforman la métrica del desempeño en logística, y que abarca la verificación y control de todas las acciones fundamentales que conforman esta actividad: recepción de materiales, almacenaje e inventario actualizado, tareas de transporte y distribución de productos y mercancías, tiempos de entrega, e información de facturación. Algunos ejemplos de indicadores o KPIS serían el plazo de aprovisionamiento, los costes de control de calidad o de mantenimiento y control de inventario, la capacidad de producción utilizada; el porcentaje de coste de transporte sobre total de ventas o el nivel de entregas a tiempo.

La razón de que una empresa defina y tenga en cuenta unos indicadores de desempeño se encuentra en que esta información facilita la tarea de corrección y optimización para conseguir los resultados deseados. El objetivo es poder implementar una cadena de mejora continuada y en tiempo real, que trabaje en paralelo al resto de acciones predefinidas.

social3_01

En este sentido, los KPIS nos sirven no sólo para obtener los parámetros de las actividades de la compañía, sino también para optimizar los recursos y gastos, mejorando el rendimiento global. Los KPIS, además, permiten medir los resultados de manera cuantitativa, y de este modo, con la información obtenida del uso de estos KPIS, podemos establecer una comparativa con otros agentes del sector, además de poder potenciar determinadas áreas en las que los resultados superan o mejoran los previstos en un principio. No podemos olvidar que conocer la información de estos indicadores puede ayudar también a conocer los ámbitos de debilidad de nuestra actividad, en los que poder aplicar determinadas mejoras.

Para definir los KPIS, primero hay que tener en cuenta que estos sean coherentes, es decir, que se alineen con la misión y estrategia de la empresa. Además, debe marcarse el periodo de análisis determinado, teniendo en cuenta la calendarización de acciones y procedimientos. Una vez definidas las variables que se analizarán, se recoge los datos de dichos indicadores, información que nos permitirá, en una fase posterior, analizar los resultados de estos indicadores y ofrecer comparativas, tanto de nuestra actividad respecto a otros competidores, como dentro de nuestra propia empresa, evaluando resultados de diferentes periodos. Con las conclusiones recogidas, se aplican las medidas y modificaciones necesarias para corregir y optimizar en busca de la consecución de los objetivos esperados.

     Con la colaboración de Cogesa.
Imágenes: Cogesa.

Entradas Relacionadas

Loading…
Top

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Política de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra Política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR
Compartir
Compartir