Tu idioma: EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish

Razones por las que los mandos de garaje se han convertido en algo obsoleto.

Posteado por

Evolución constante: nuevas tecnologías para la apertura de garajes.

A principios del siglo XX Ransom Olds inauguró la primera cadena de montaje. Unos años después Henry Ford, desarrollaba la idea de Olds y conseguía mayor capacidad de producción fabricando en serie el mítico Ford-T. Este histórico momento cambio para siempre la forma de entender la manufactura y amanecimos como sociedad a lo que se conoció como “Producción en cadena” A finales del siglo XX, este tipo de organización industrial fue relegada por una nueva forma conocida como Toyotismo.

Todo está en constante evolución. Estamos evolucionando ahora y a gran velocidad. Asistimos a una revolución tecnológica que influye en nuestra forma de interactuar con nuestros amigos y familiares, ha cambiado la manera en la que hacemos deporte, escuchamos música o declaramos amor. Esta misma revolución tecnológica está llegando también (bajo el paraguas de la domótica) a las plazas de garaje.

puertd1

Te dejamos aquí algunas razones por las que en 2016 te olvidarás de usar un mando de garaje tradicional.

1. Fallan
Los mandos de radiofrecuencia o proximidad fallan más a menudo de lo que nos gustaría. ¿Imaginas cerrar la lavadora, poner el detergente, dar al botón y que no pase nada? Raro ¿Verdad? ¿Por qué lo aceptamos como normal en un dispositivo que debemos utilizar todos los días? El alcance es, en muchas ocasiones, el principal desgaste que sufren los mandos que llevan un tiempo funcionando.

2. Excesivamente caros
La demanda de este tipo de dispositivos es muy inelástica. Si tu plaza de aparcamiento tiene puerta sólo puedes abrirla a través de un mando o tarjeta, el dispositivo es por tanto necesario y su precio puede rondar (en casos normales) los 40€. En caso de pérdida o robo por parte de algún inquilino debes preparar el bolsillo.

3. Escasa autonomía
La autonomía de un mando a distancia de garaje depende de una batería o pila que no avisa cuando le queda poca vida, a riesgo de dejar a una persona en su vehículo pulsando repetidamente un botón con, posiblemente, coches detrás. Los usuarios deben acercarse hasta la puerta y pulsar con más fuerza hasta terminar entendiendo que las pilas han terminado su vida útil.

4. Fácilmente copiables
Un mando es un dispositivo que “llama” a un receptor para que active el mecanismo de apertura del garaje. Transmite un código concreto en una frecuencia determinada y el receptor espera escuchar ese código en la frecuencia en la que transmite el mando. Sin entrar en cuestiones técnicas, el código que se envía es fácilmente copiable de un mando a otro, un problema clásico al que diferentes marcas han intentado hacer frente con desigual éxito. Aquellos mandos que proporcionan una conexión más segura son aún más caros que los universales, aumentando el problema en caso de pérdida o robo.

Como comentábamos al principio del artículo, las evoluciones tecnológicas provocan importantes revoluciones económicas y sociales. Esta revolución ha llegado a los parkings en forma de aplicaciones que nos permiten abrir la puerta del garaje con un simple clic.

pdcar1

Una aplicación desarrollada en España permite al usuario abrir la puerta de su garaje con un simple clic en la pantalla de su Smartphone o Smartwatch. Parkingdoor (así se llama) ofrece al propietario generar permisos temporales a otros usuarios de la app simplemente con su email de registro, desde el panel de control puede ver las horas de entrada y salida de cada usuario, así como cancelar el acceso cuando ya no sea necesario.

Parkingdoor consiste en un pequeño dispositivo que se comunica con la aplicación a través de tecnología Bluetooth por lo que el usuario no necesita conexión Wifi o datos para activar la apertura. Utiliza tecnología de encriptación habitual en banca electrónica lo que elimina la posibilidad de copia o duplicidad. Se puede comprar por unidades o con un servicio de soporte especialmente dirigido a comunidades de vecinos, hoteles o edificios corporativos. En el caso de las comunidades, un técnico especializado instala el dispositivo, los vecinos sólo tienen que descargarse la aplicación y registrarse, enviar un correo solicitando su alta en la comunidad y en 24 horas podrán comenzar a abrir la puerta del garaje desde el móvil, así como crear invitaciones para sus allegados.

Esta revolucionaria forma de utilizar el garaje está ya disponible en Google Play y AppStore, la descarga es gratuita y para configurar el dispositivo puedes seguir los pasos indicados en la página web.

No te preocupes si eres un fan de la cultura “vintage”, podrás seguir utilizando tu viejo mando siempre que quieras, Parkingdoor no interfiere con otros dispositivos.

logo

Con la colaboración de Parkingdoor.

Entradas Relacionadas

Loading…
Top

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Política de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra Política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Compartir
Compartir
Leer entrada anterior
¿Qué es la logística verde?

Cerrar