Tu idioma: EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish

El transporte escolar. De la ficción a la realidad.

Posteado por

Transporte escolar, la seguridad de los más pequeños.

Manifestar con rotundidad que la legislación Española en materia de tráfico y de transportes vela por la seguridad de los menores que a diario transitan en los autocares, de lo que los humanos mundanos, denominamos, transporte escolar, es protectora, puede parecer a bote pronto cierto.

Hoy vamos a efectuar un análisis no muy profundo de la cuestión, pero si lo suficiente, para abrirnos al abismo de la realidad del transporte escolar, que se denomina, transporte regular de uso especial.
No creo que exista mejor manera de observar desde una periferia la legislación, que introduciéndonos directamente en la LOTT, ley ordenación del transporte terrestre y en el RD 443/2001 de 27 de abril que nos sumerge directamente al transporte escolar (TE).

Licencia: Creative Commons

Y así es, que para comenzar, el propio decreto determina el tipo de vehículos que pueden efectuar transporte escolar, art. 3, del mencionado decreto, 16 años como máximo de antigüedad de los mismos, enumerando una serie de condiciones técnicas y de seguridad que deben de cumplir los vehículos. Es obvio que por nuestras calles transitan vehículos de TE de última generación, nada más lejano de la realidad.

Si leemos atentamente las 31 condiciones que deben de cumplir y en su caso, a las que sumaremos otras 6 que han de cumplir los autocares matriculados a partir del 1 de enero del 2002, resumiremos que el transporte escolar es muy seguro siempre y cuando se cumpla la normativa que hemos expuesto anteriormente.
Vamos a dejar para la parte final de esta reflexión la exención del uso del disco tacógrafo que emana del RGTO. 561/2006 CE.

La seguridad del TE viene determinada por dos condicionantes, los que aporta la seguridad del vehículo ya sea pasiva o activa, y los que aporta la parte más importante del mismo el acompañante y en último con una importancia superlativa el conductor.

Respecto a las consideraciones del vehículo el RD 443/2001 de 27 de abril, establece, la existencia de martillos rompecristales, la señalización de las ventanas de socorro, la mampara transparente que separa al conductor, los equipo de extinción de incendios, el maletín de primeros auxilios, prohibición de autobuses de dos pisos, bordes de escalones colores vivos ( hay homologaciones que validan el gris oscuro como color vivo en el escalón), etc, etc, etc.

La obligación del limitador de velocidad con arreglo a las condiciones y plazos del RD 2848/1994  del 23 diciembre.

La obligación de estar provistos de tacógrafo en los supuestos que le sea exigible RD 2242/1996 18 octubre y aplicación reglamentos CEE 3820 3821 /85.

Dispondrán de un mando central de seguridad MCS, colocado cerca del conductor que permita restringir el riesgo de incendio después de la parada de acuerdo con lo dispuesto en el Reglamento CEPE/ONU (36,52 ó 107) que sea de aplicación, de conformidad con las reglas y plazos que, en cada momento se encuentren establecidos en las normas dictadas para su aplicación.

Mencionado elemento de seguridad cuando sea activado deberá de cortar el fluido eléctrico de todo el vehículo a excepción de las luces exteriores de emergencia, las luces interiores de socorro, pasillos centrales y pozos de escaleras y el tacógrafo , por tanto activado el sistema MCS el vehículo no puede quedar en marcha, o no se podrá escuchar la radio o ver las pantallas de video, etc.
Además activado el MCS las puertas de emergencia serán abiertas desde el exterior o el interior mediante los sistemas de apertura de emergencia.

El hecho de colocar bridas de plástico a los martillos rompecristales para evitar supuestas sustracciones, colocar idénticos elementos a los extintores de incendios haciéndolos inoperantes, conectar a los sistemas eléctricos de emergencia aparatos o accesorios o instrumentos no autorizados, precintar como medida disuasoria las palancas o rosetas de apertura de las puertas en caso de emergencia, bloquear mediante cierre con llave las rosetas exteriores de apertura de emergencia, etc., no solo son infracciones al R.G.Vehículos sino que además, y más importante, solo consiguen mermar en un elevado nivel los sistemas de seguridad del vehículo y por ende la seguridad de los menores que son transportados.

No podemos conformarnos con las inspecciones de las estaciones ITV que se efectúan a los vehículos, o las que los agentes de Policía Municipal, Policías Autónomas, Guardia Civil efectúan en las campañas programadas de la Dirección General de Tráfico , o las que las unidades especializadas de mencionados institutos armados efectúan a lo largo del año, sino que además hay que efectuar un labor pedagógica preventiva con las empresas , los conductores y los acompañantes.

Si se observa el TE, podemos corroborar, que en estos últimos años se ha mejorado la formación de los acompañantes, pasando de ser meros dialogadores con el conductor en el traslado de los menores, a ser pieza clave junto con el conductor, en el factor humano de minimización de los riesgos.
Efectivamente la formación de los acompañantes en el TE ha mejorado esa seguridad, al efectuar un reparto más equitativo de la ubicación de los menores en el autocar, al posicionarse en el mismo donde reglamentariamente se establece en las partes centrales, ubicación mas estratégica y funcional o en los pozos de escalera, en la revisión de que los menores se abrochen los cinturones de seguridad, en el conocimiento completo de las medidas de seguridad que tiene su autocar y de como usarlas, MCS, apertura de puertas y trampillas uso de martillos en ventanas de emergencia, etc.

En la actualidad la calidad del TE es muy superior a la que existía no más allá de 10años, pero todo ello al final se enmascara en una falsa realidad, el conductor.

En el TE como en cualquier otro tipo de transporte o conducción al final el mayor responsable de la seguridad en el mismo es, el conductor, es decir el factor humano, que está directamente implicado en la seguridad.

¿De que sirve un vehículo con los más modernos elementos de seguridad si su conductor circulara bajo la influencia del alcohol, o si se encontrara bajo la presión de excesivas horas de conducción?. Efectivamente, el riesgo de accidente por factor humano se multiplica de forma desproporcionada.

Los conductores tienen una formación y tienen asumida su responsabilidad de tal forma que es muy difícil, y así lo demuestran las estadísticas , encontrar conductores de TE que den resultado positivos en las pruebas de alcoholemia, que las Policías Municipales, Autónomas o Guardia civil de Tráfico efectúan, en sus controles preventivos o en sus inspecciones en el transporte, pero, ¿ En lo que respecta a la fatiga en la conducción?, reflexionemos.

Como sabemos en el RGTO. 561/2006, se establece como exención al uso del tacógrafo a los vehículos destinados al transporte de viajeros cuando el trayecto del servicio no supere los 50 km. Por tanto el TE, que en realidad se define como transporte regular de uso especial , art 64 y 67 de LOTT, y lógicamente, los conductores de estos transportes, se encuentran exentos del uso del tacógtrafo.
Aclaremos que la exencción del tacógtrafo, no lleva consigo la de la revisión del mismo, ya que como quiera que los limitadores de velocidad toman la señal en el 99 % de los casos del tacógrafo, éste ha de estar en perfecto estado de revisión, para de este modo, ordenar el corte de combustible en caso de exceso de velocidad, por encima de la permitida .

Veamos un pequeño ejemplo, pero real como la vida misma. Si un conductor está exento del tacógrafo en el TE y en cualquier transportes de los definidos con anterioridad, podemos encontrarnos con un conductor cuya empresa le indiquen que transporten un regular a las 05.00 horas de la mañana desde una capital a un pueblo a 30 km , que lo deje a las 8.30 horas de la mañana para efectuar el transporte escolar y que retorne a esa actividad anterior hasta las 13.30 horas que de nuevo efectuará otra vez un TE, para volver a esa línea regular las horas que la empresa determine necesarias.

Además de esto el fin de semana el conductor puede hacer un discrecional ya que con justificar mediante certificado de actividades la actividad exenta de tacógrafo cumple.

Pongamos las variantes que queramos de la manera que queramos , la no obligatoriedad del tacógrafo en el transporte escolar supone un hándicap que hace que lo que inicialmente es un transporte seguro , se convierta en un potencial transporte de riesgo.

Dejemos para mejor ocasión los cinturones de seguridad, los sistemas de retención infantil, los alzadores, los arneses para niños de educación especial, etc., otra gran contradicción en el TE.



Con la colaboración de A r m.
Twitter: @armoro222

Imágenes: A r m

Entradas Relacionadas

Loading…
Top

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Política de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra Política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Compartir
Compartir
Leer entrada anterior
Entrevista a Miguel Ángel Erustes. Equipo de transporte de Cogesa.

Cerrar