Tu idioma: EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish

El Robo de Combustible: Un Monstruo de Siete Cabezas. Introducción (1 de 7).

Posteado por

El robo de combustible: introducción.

Por Lorenzo Castro LLibre. 

Conforme la mitología griega la Hidra de Lerna era un monstruo acuático despiadado, con forma de serpiente policéfala, una criatura extremadamente venenosa e incluso su aliento era mortal, una de sus funciones principales era custodiar la entrada al inframundo que se escondía bajo las aguas del Lerna, un lago cercano a la costa oriental del Peloponeso, al sur de Argos. Muy adelantada a sus tiempos, la Hidra contaba con una ventaja competitiva bastante interesante, por cada cabeza que le cortaban le crecían dos. De esa misma manera podemos definir el tema del robo de combustible y su impacto en nuestras sociedades, como un verdadero monstruo de siete cabezas, de las cuales muchas de ellas son desapercibidas y como neófitos que somos nos mostramos inocentes e indiferentes ante ellas.

De manera pública gobiernos, empresas mayoristas, transportistas, gasolineras y/o estaciones de servicio es decir todos y cada uno de los agentes que intervienen en la cadena de suministro hasta llegar al cliente final hablan poco o casi nada sobre el robo de combustible ya que en la mayoría de las ocasiones, el asunto resulta muy espinoso o altamente rentable, todo depende del cristal con que se mire. Los gobiernos por medio de sus diferentes estamentos (fiscal, aduanal, controles de normas y calidad, instituciones encargadas de reglamentar construcciones, distribución, competencia, seguridad, fiscalización, justicia, etc.) muchas de las veces toman decisiones y a veces dejan de tomarlas impactando de forma directa al consumidor final y porque no decirlo favoreciendo económica y estratégicamente a uno que otro actor de la cadena.

Las empresas mayoristas de hidrocarburos, que de existir un premio a la indiferencia y doble moral ganarían consistentemente el primer lugar, de acuerdo a sus principios comerciales deberían ser las más preocupadas ya que sus marcas, compromiso social y reputaciones están en juego; ¿cuándo fue la última vez que nos enteramos de un curso, seminario o simple conversatorio donde abiertamente trataron el tema del robo de combustible y de su prevención? la respuesta es simple pocas veces o ninguna.

Los transportistas de carburantes cuentan con muy buena información, ya que muchas veces han sido testigos presenciales de una cantidad importante de situaciones, generadas desde el momento mismo que sus unidades de transporte son despachadas desde las refinerías o terminales de carga, hasta finalmente llegar a los puntos de entrega de combustible, sean estos estaciones de servicio o empresas particulares que usen combustible en sus procesos de producción.

Si quien nos lee está pensado que el asunto termina con las empresas gasolineras y/o estaciones de servicio, lamentablemente le comento que usted se equivoca, el robo de combustible trasciende los predios de estos negocios sin embargo, esta afirmación no exonera de culpas y pecados a este sector ya que son muchas las veces que nos hemos sentido timados por estos negocios. Cuántas veces hemos escuchado las siguientes expresiones: en la estación de servicio X el combustible no rinde, desde que cargué en la estación Y mi vehículo esta defectuoso y permanentemente tiene una luz de alarma encendida, no vuelvo mas a la gasolinera Z porque allí roban, la aguja del marcador del tablero de mi vehículo indica menos cantidad de la que realmente pagué, parece que fue aire y no combustible lo que compré, tuve que verme obligado a cargar combustible mas caro y de supuesta mayor calidad del que acostumbro y un sin número de historias de las cuales créanme podría escribirles un libro.

Importante destacar que algunos miembros de la cadena de suministro de combustible cuentan con planes y controles internos para evitar y si fuera el caso analizar posibles ocurrencias de estos fenómenos.

Debemos convertirnos en los Heracles y los Yolaos modernos para que con tea en mano, cautericemos oportuna y definitivamente los muñones que potencialmente surgirán cada vez que intentemos decapitar una de las cabezas de este monstruo. En las próximas entregas iré refiriéndome al tema del robo de combustible relacionándolo con cada una de las siete cabezas que hemos identificado o dicho de otra manera, con los diferentes sectores que intervienen en la cadena de suministro.


Con la colaboración de Lorenzo Castro Llibre.

El autor es orgullosamente dominicano, laboró a nivel gerencial por más de 17 años en una empresa anglo-holandesa, líder del sector de hidrocarburos y gas natural, ocupando niveles gerenciales en diferentes países de la región. Desde el 2009 es CEO de Level Intel Dominicana, distribuidor exclusivo de Schneider Electric Centeron®, primer sistema completamente inalámbrico utilizando tecnología GSM, capaz de medir remota y automáticamente, el inventario de combustible que se encuentra almacenado en tanques de abastecimiento.


E-mal: lorenzo.castro@levelintel.com.do
Web: www.centeron.net
Twitter: @Centeron_RD
Instagram: @Centeron_RD


Imágenes: Creative Commons

Entradas Relacionadas

Loading…
Top

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Política de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra Política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Compartir
Compartir
Leer entrada anterior
Historia de la red viaria española: La primera denominación de las carreteras y mejora del trazado.

Cerrar