Tu idioma: EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish

Logística biosanitaria, factor clave en casos de emergencias.

Posteado por

El papel determinante de la logística biosanitaria en las emergencias médicas.

En el sector de la sanidad, las emergencias son el pan de cada día. De repente, surge un accidente y comienza un proceso de coordinación máxima. ¿Cómo se actúa cuando se trata de transportar sangre, tejidos o materias infecciosas en un caso de accidente o emergencia? Hablamos con Julián Torres, coordinador de Logística Biosanitaria de Cogesa, empresa especializada en la gestión y el transporte de productos biológicos en centros sanitarios, laboratorios y hospitales de diferentes puntos de España, para conocer de cerca la realidad de la logística biosanitaria en un caso de emergencia real.

Su labor se resume en la palabra coordinación, pero tras ella se esconde un día a día de actividad frenética. “Mi labor es controlar que todo fluya según lo previsto, controlando en tiempo real cada una de las rutas y servicios planificados de recogida y entrega”, comenta Torres. Esta acción de planificación y control afecta a toda clase de productos biológicos, desde el propio material sanitario –como los fármacos, resonancias, o equipos de rayos X- hasta las muestras de sangre y hemoderivados, o los tejidos para trasplantes.

Y es que material tan sensible como la sangre, los tejidos u órganos requieren, lógicamente, de un tratamiento y un control especial a la hora de transportarlos entre diferentes puntos sanitarios. Por ello, en el caso de las emergencias, lo ideal es detectar y solucionar de manera inmediata las posibles incidencias que puedan ocurrir en el proceso de traslado de estos materiales biológicos, incidencias que puedan afectar directamente al vehículo, como las posibles averías, o factores externos como el tráfico o los controles rutinarios de las fuerzas de seguridad.

Angrois o la alerta de ébola, casos de éxito en logística biosanitaria.

¿Cómo es posible controlar todos estos factores y poner solución de manera inmediata? La clave es el factor tecnológico. A través de un sistema de GPS y de un innovador software se accede en tiempo real a toda la información necesaria para controlar el correcto funcionamiento y asegurar una comunicación eficaz entre los diferentes agentes que participan en este proceso (datos como la velocidad de circulación del vehículo, el sentido de la marcha del vehículo, las desaceleraciones bruscas por incidencias en el tráfico, la temperatura del producto en cada momento…).

En el caso de emergencias de gran dimensión, para una gestión correcta es necesario tecnología pero también personal especializado, con una formación y experiencia concreta en este tipo de casos. En este sentido, Torres comenta que “debe disponerse de conductores las 24 horas del día y específicamente preparados para actuar de forma rápida y eficaz, con dedicación exclusiva a las urgencias hospitalarias. Además, nuestras instalaciones y vehículos están perfectamente adaptados a este entorno”.

A ello se suma la necesidad de estar siempre alerta. Así lo indica el coordinador de Logística Biosanitaria de Cogesa, quien recalca que “debemos estar preparados para situaciones de emergencia en las que hay que reaccionar de forma inmediata”. Ejemplo de ello fue el accidente ferroviario que se produjo en Angrois (Santiago de Compostela). “En este caso tuvimos que desplazar las donaciones de sangre desde el Centro De Transfusiones de Madrid a los hospitales de Santiago de Compostela. El vehículo frigorífico llegó en tan sólo cuatro horas, con los compuestos hemoderivados -plasma, plaquetas, sangre para transfusión…- en las condiciones estipuladas por el Centro de Transfusiones para, posteriormente, ser recogidas por el personal sanitario”.

Otro caso de éxito se produjo con la llegada del ébola a España, una emergencia en el que Cogesa fue protagonista por ser la única empresa homologada en la Comunidad de Madrid para el transporte de muestras infecciosas Categoría A, aquellas que pueden causar una incapacidad permanente o enfermedad mortal, como en el caso de las muestras de sangre infectada de ébola. Torres señala que “para esta gestión se contó con tres conductores de Cogesa de día y otros tres de noche, que permanecían a disposición del Hospital Carlos III atendiendo a las extracciones que se realizaban diariamente y trasladando las muestras al Centro Nacional de Microbiología (ubicado en Majadahonda), siguiendo a la perfección el protocolo fijado para estos casos y siendo totalmente conscientes de la trascendencia que podría tener cualquier mínimo fallo”. Un caso que expone de forma clara cómo el nexo de tecnología, comunicación y conocimiento supone un éxito asegurado en materia de logística biosanitaria.

 

Con la colaboración de Cogesa.

Imágenes: Cogesa.

Entradas Relacionadas

Loading…
Top

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Política de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra Política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Compartir
Compartir
Leer entrada anterior
Tiempos de conducción y descanso: El descanso diario. Primera parte. Por Marcos Veiga.

Cerrar