Tu idioma: EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish

Conduciendo un camión de mudanzas ¿Cómo es la vida al volante?

Posteado por

Trabajar conduciendo un camión de mudanzas.

Cuando viajamos en nuestro propio turismo, normalmente nos cruzamos con multitud de camiones cargados con mercancías de todo tipo, pero pocas veces nos paramos a pensar en las personas que mueven esas moles rodantes cada día. No reparamos en cuánto tiempo llevan los conductores sin ver a sus familias, cuántos kilómetros llevan recorridos o cuáles son, en general, las condiciones de su trabajo. Por ello, hemos querido conocer de cerca la vida de los transportistas, que son una pieza clave en cualquier sector y determinante en el caso de las mudanzas.

Muchos profesionales de la carretera afirman que es más fácil conducir cuanta más carga llevan, ya que las ruedas se agarran mejor al asfalto y el camión toma mejor las curvas. Una vida dura, sin duda, pero que muchos conductores aman por encima de todo. Por regla general, cuando un transportista habla de su camión, lo hace apasionadamente, como si se tratase de una persona a la que quiere profundamente. Al fin y al cabo es su compañero de viaje y, en cierto modo, también de vida. En general, los camioneros pueden pasar varios días sin ver a sus familias mientras recorren kilómetros entre Francia, Bélgica, Inglaterra, Alemania, Holanda, Hungría, etc. transportando mercancías por doquier. Pero en el caso de las mudanzas, normalmente el conductor viaja con un compañero que en destino es el responsable de la descarga del vehículo, tanto en transportes internacionales, como en mudanzas interprovinciales dentro de España.

Para realizar mudanzas en viajes largos, ya sean nacionales o internacionales, se utilizan varios tipos de vehículos: El camión rígido sin remolque, el rígido con remolque, conocido popularmente como “tren de carretera” y también están los tráiler, que se componen de una cabeza tractora más un remolque.

En cualquier caso, los chóferes pasan bastantes horas subidos en estos vehículos, que, a veces, son gigantescos llegando a medir 18 metros y con un peso de 40 toneladas. Así, llega un momento que los volantes parecen una prolongación de sus brazos y quizás podrían realizar recorridos con los ojos vendados. Conocen de memoria las curvas, baches, desniveles, túneles y puentes; pero a pesar de ello, nunca se distraen con facetas que no sean la propia carretera, ya que innegablemente son conscientes de que en cualquier momento, puede suceder algún imprevisto y no deben correr riesgos innecesarios.

Respecto a la planificación de rutas es el departamento de Tráfico el que asigna los servicios a cada conductor. Rutas que, en el caso de mudanzas en servicios exclusivos, se planifican en dependencia de las necesidades del cliente: Fecha de entrega de la vivienda, fecha de incorporación al trabajo en destino y otras circunstancias personales de cada usuario. Sin embargo, en caso de transportes combinados, en los que hay que ceñirse a llenar camiones completos, el Jefe de Tráfico asignará los servicios a los conductores en función de la logística conveniente en cada caso.

En cuanto a la cualificación profesional, lo primero que necesita un chófer es el permiso oportuno para llevar el vehículo asignado. Es decir, será necesario contar con el permiso C para llevar un camión rígido, el C1E para camión rígido con remolque y el permiso CE para poder conducir un tráiler. A partir de ahí puede afirmarse que la experiencia es un grado, especialmente en rutas internacionales, pues además de los avatares propios de la carretera, hay que saber manejarse en las aduanas, ya que existen una serie de permisos oficiales en función de cada país, requisitos específicos relativos al tipo de carga que viaja en el camión, etc. Pero también hay que saber lidiar con huelgas por sorpresa, averías mecánicas u otros sucesos insospechados que puedan ocurrir en los trayectos. Por estas razones, en el sector de mudanzas son muy valorados los profesionales con experiencia. También el dominio de idiomas es muy valorado, pues sin duda, la posibilidad de comunicarse en diferentes países es una ventaja importante a la hora de desenvolverse en todo tipo de situaciones.

Licencia: Creative Commons

Legalmente, existe toda una normativa  a cumplir en relación a las horas de conducción, los descansos, etc. A este respecto, normalmente los camiones de mudanzas están equipados con aire acondicionado, camas para pequeños descansos entre horas y diversos aspectos de confort, pero los conductores suelen pernoctar en hostales. No obstante, también utilizan asiduamente las áreas de servicio de las gasolineras que disponen de todo tipo de servicios para higiene y descanso. Además, en algunas ciudades se han creado espaciosos aparcamientos como Citystop equipados con duchas, vestuarios, lavandería, seguridad, restaurantes, salón de tv, wifi y otros servicios para facilitar el descanso de los camioneros.

La vida al volante de un camión de mudanzas no es fácil, pero engancha, pues a pesar de las complejidades propias de la profesión, también están las aventuras, los compañeros, los paisajes y los nuevos destinos a conocer. Tampoco hay que menospreciar las dietas que se perciben, pues es un trabajo que implica una remuneración con complementos acordes al tiempo fuera de casa, a los kilómetros recorridos y al esfuerzo que conlleva. En cualquier caso, es una labor que debe amarse si uno quiere ser un buen profesional. Amar la profesión, pero también amar y cuidar los camiones que son su medio de vida.





Con la colaboración de Gil Stauffer.

Entradas Relacionadas

Loading…
Top

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Política de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra Política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Compartir
Compartir
Leer entrada anterior
Mujeres taxistas elaboran pulseras solidarias para la investigación del cáncer infantil.

Cerrar