Tu idioma: EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish

Historia de la red viaria española. Las calzadas romanas.

Posteado por

Historia de la red viaria española. Parte I.

Con este post vamos a iniciar una serie de artículos que nos ilustraran sobre la historia de la red viaria española desde los tiempos romanos hasta nuestros días. Para ello contamos con la colaboración de Xose Luis Martínez, administrador del blog “Casillas de peones camineros de España” .

Las calzadas romanas.

Nos encontramos en la época romana, -los primeros ingenieros de caminos-. El diseño y la función de los caminos romanos denominados: Vías o Calzadas Romanas eran la de que comunicar Roma (Italia) con el resto del Imperio Romano.

Las características técnicas para la construcción vienen dadas principalmente por los vehículos que han de circular por ellas, ademas de la orografía. En aquel entonces los Romanos disponían de varios vehículos de tracción animal, que variaba según la utilización que despeñaba.

Para las carreras de los circos era utilizado el “currus” que también había otro modelo más grande para las procesiones y festejos públicos.

Los vehículos utilizados para el transporte de mercancías en el Imperio Romano tenían tres tipos:
el “plaustrum”, el “serracum” y el “carrus”.

Principalmente utilizado en las zonas rurales utilizaban el “plaustrum” era compacto y sólido, parecido a un carro. La tracción del mismo la ejercían los animales como los bueyes e incluso en algunas ocasiones por los asnos. Para los transportes más grandes utilizaban el “plaustrum maius” que tenia ya cuatro ruedas.

Cuando tenían que llevar cargas pesadas, utilizaban un vehículo compuesto con ruedas bajas más resistentes llamado “serracucum”.

El Ejercito Romano utilizaba el “carrus” de procedencia céltica.

Cuando ya los romanos tenían que viajar de un lugar a otro el transporte de viajeros tenían seis tipos de vehículos, entre que cabe diferenciar entre dos y cuatro ruedas.
Los de dos ruedas están:

  • El “cisium” fue un vehículo utilitario que además era utilizado como un taxi. Era rápido si era tirado por dos caballos. La capacidad del mismo era de dos personas.
  • El “essedum” fue un vehículo monoplaza, el diseño imitaba a los carros de guerra de los galos .
  • El “carpentum” fue un vehículo más distinguido y disponía de cubierta.
Y entre los de cuatro ruedas están:

 

  • La “raeda” fue un carro cuya capacidad era para varias personas y sus equipajes, podría llevar capota. Era como un autobús romano. Principalmente era utilizado para los viajes largos.
  • La “carruca” fue como un vehículo de lujo de la época. Ya que era cómodo para los pasajeros, no disponía de capota. Era tirado por dos caballos.
  • La “raera” fue como la ambulancia de los romanos. Era un vehículo que disponía de suspensión, novedoso para la época. La utilidad de este vehículo era trasladar a personas enfermas, heridas y a los ancianos.

Las calzadas romanas se clasificaban en tres clases:

  1.  Viae publicae: principales vías del Imperio. El ancho tenia un promedio de 6 a 12 metros.
  2. Viae consulares: para canalizar las comunicaciones y el comercio del Imperio Romano, fueron las más importantes, tenían un ancho medio de 6 a 12 metros.
  3.  Viae vicinale: eran los ramales secundarios que enlazaban los grandes centros urbanos con los núcleos más apartados, tenían un ancho de 4 metros.

Todas las vías eran financiadas por el Estado y su conservación dependía de los propietarios por donde pasaba. En las zonas de montaña normalmente se estrechaban siendo estas más anchas en los valles, además como curiosidad las vías llevaban el nombre de su magistrado que se propusiera o al que se encargo su construcción. Unas de las primeras calzadas romanas fue la Vía Apia construida por Apio Claudio el Ciego en el año 312 a.C. Unía Roma con Capua (Italia), actualmente aún se conserva un pequeño tramo.

Para la construcción de estas calzadas romanas se llevaba a cabo varias fases:

Desforestación: espacio donde se proyecta y se elimina la masa arbórea afectada.
Explanación: consistía en el explanamiento del terreno.
Delimitación: es la anchura de la calzada, cuales era acotado mediante bordillos.
Cimentación: en esta fase piedras en bruto. Era una capa fuerte para sostener todos los vehículos que tenían que circular por las calzadas.
Capas intermedias: en esta fase, se rellenaba de grava y arena. A continuación se pisaba.
Capa de rodadura: es la capa por donde circulan los vehículos.

En el Imperio Romano todas las calzadas o vías romanas estaban marcadas con miliarios, cada miliario estaba situado cada mil pasos y un paso se componía de dos zancadas (pasos largos). La media de la milla romana era de 1.480 metros. Además en las calzadas romanas disponían de posadas cada 20-30 km. 

“No te pierdas el próximo texto de Xose Luis que nos hablará de Los Caminos Reales de España”

Con la colaboración de: Casillas de Peones Camineros de España.

Imágenes: Creative Commons / Wikipedia

 

Entradas Relacionadas

Loading…
Top

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Política de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra Política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Compartir
Compartir
Leer entrada anterior
Tarjeta ITV electrónica para los nuevos camiones. Por Castillo Grupo

Cerrar