Tu idioma: EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish

Crónicas desde las antípodas. Carreteras de Nueva Zelanda. Por Silvia Parra. Entrega V.

Posteado por

Carreteras de Nueva Zelanda

Nueva entrega de las  Crónicas desde las antípodas

Los nativos maories la llaman Aotearoa, “la tierra de la larga nube blanca”, que fué lo primero que vieron sus barcazas cuando la descubrieron hace 10 siglos. Hace sólo tres siglos que llegaron los europeos y aunque ésta tierra ha tenido sus problemas de convivencia hasta hace 30 años, puede hoy en día presumir de una cultura kiwi (neocelandesa) de integración entre los nativos maoríes y los colonizadores británicos además de ser el feliz hogar de miles de inmigrantes de todos los rincones del planeta.

La verde Nueva Zelanda es un conjunto de islas con el tamaño aproximadamente de media España y está dividida en dos islas principales con sólo 7 millones de habitantes. Tiene flora y fauna única en el mundo y el ganado te observa feliz y despreocupado desde los prados cuando recorres el país, sobre todo las ovejas merinas. Ni mil palabras, ni una imagen hacen justicia a sus paisajes de ensueño. Muchos de los anuncios de coches se vienen a rodar aquí. Yo llevo en mi camión cada mes y medio un auto de alta gama escondido en la lona, un coche que aún no ha salido al mercado y viene a hacerse fotos o a filmar un anuncio.

Un anuncio de la marca de neumáticos Bridgestone muestra la Highway 1 a su paso por el tramo llamado “Desert Road” con el Volcán activo Ruapehu al fondo: Es el volcán de Mordor en el Señor de los Anillos.

El inmigrante no suele estar sujeto a explotación de la manera que ocurre en Australia con el sistema de esponsorización pues conseguir un visado de trabajo es mucho más sencillo si se sabe dónde , cuándo y a qué perfil se dan: Médicos, ingenieros y directores de granjas están muy buscados. Camioneros y trabajadores de la construccion en Christchurch, los expertos en ganadería láctea por todo el país y los trabajadores de hosteleria en Queenstown pueden conseguir también papeles relativamente fácil yendo en persona a las empresas.

En caso de dudas o consultas, no dudéis de utilizar el apartado de comentarios al final del post en donde Silvia amablemente intentará daros respuestas.
 

Sin duda lo más chocante para un chófer profesional que llega a Nueva Zelanda desde Europa es la amplitud de sus calles urbanas y la estrechez de sus autovías y nacionales, las curvas cerradas en medio de la nada para subir un puerto de montaña en vez de hacer un túnel o un puente.
El arcén es un lujo, los carriles de adelantamiento también. Los túneles suelen ser de un carril, esto es, dos túneles para dos carriles. Como vemos en la imagen, el interior del túnel está cavado en roca , tal cual. Si no tiene problemas de filtración de aguas no suelen recubrirlo de nada.

Los puentes también son estrechos y en la Isla Sur, menos poblada, abundan los de un carril a paso alterno y en alguna ocasión se usa en conjunción con el tren: Si llegas del lado que tiene preferencia, mira antes de pasar si viene un tren porque sin duda el tren tiene la preferencia y avisa pero no frena. Los pasos a nivel, que son cientos de ellos sin barreras, es otro motivo de asombro. Aquí vemos un puente de un sólo carril compartido con el tren a pocos kilómetros de Hokitika, en la Highway 6. Las grúas que se aprecian en la imagen están construyendo un nuevo puente más amplio.

Respecto a las autopistas, hay pocas y sólo tramos que pasan por las grandes ciudades. En la siguiente imagen muestro la Highway 1 cuando se convierte en autopista a su paso de Dunedin, con tres carriles y un arcén.

Lo cierto es que este país de sólo 7 millones de personas no tiene dinero suficiente para invertir en insfraestructura que usa tan poca población y tanto turista.

En Nueva Zelanda la parte de la industria del transporte que depende de la agricultura es considerable. Los camiones que recojen la leche de las miles de granjas, los que llevan y tren ganado, los que transportan ferlizantes y alfalfa, los que sacan los troncos de las explotaciones forestales… todos vienen de caminos sin asfaltar, pasan a carreteras rurales de gravilla o asfalto fino y de ahí a las Highways. Y es muy común que al cruzarte con ellos salten chinas al parabrisas. Eso se agrava en invierno porque para las Highways no se usa sal, sino gravilla en invierno cuando hiela o nieve por lo que todos los camiones tienen una rejilla protectora en la parte inferior del parabrisas.

En esta foto se aprecia la rejilla protectora mientras atravieso el puente de un kilómetro sobre el Río Hakatere en Ashburton:

 

En la próxima entrega hablaremos de los tipos de carnets, de trenes de carretera, remolques, tiempos de conducción y otros detalles que el conductor profesional debe saber sobre Nueva Zelanda.



 

Con la colaboración de Silvia Parra.
Facebook de Silvia Parra.

Imágenes: Silvia Parra.

Entradas Relacionadas

Loading…
Top

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Política de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra Política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Compartir
Compartir
Leer entrada anterior
GPS: antecedentes, composición del sistema y localización de un punto. Por JJ Opcional.

Cerrar