Tu idioma: EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish

Crónica desde Canadá. El transporte en Norte América. Por Talento Truck.

Posteado por

Los que nos sentábamos en la fila de atrás.

Cuando viajamos, independientemente del medio de transporte utilizado, no solamente cambiamos de ubicación, es mucho más, viajar es también lo que nos ocurre mientras avanzamos, nos permite ver cómo viven otras personas, adaptarnos a otros medios, relacionarnos y socializarnos con gentes diversas, aprender, ganarnos la vida, tener una visión más global del mundo y precisa de la vida, …

Con la visión que le da su viaje, Talento Truck, de forma periódica, nos ilustrará con textos que incluirán reflexiones, experiencias, consejos, muestras de la realidad del transporte al otro lado del Atlántico, imágenes, vídeos, … de este modo, todos vamos a tener la suerte de poder “compartir ruta” con este profesional.

El transporte en Canadá.

Una de las cosas que más me chocó cuando pisé Canadá fue la prácticamente ausencia de oportunismo, de esa picardía que en nuestro país es premiada con naturalidad y que ya se ha instalado entre nosotros de manera natural.

Podemos pensar si no estamos muy viajados, en el tópico archirrepetido de que los británicos son hoolligans y que sus antepasados eran piratas y “ claro, ¿que se puede esperar de gente así?¨,pero creo, según mi experiencia que son muy educados en general y los canadians lo son incluso más.

No hay manera de decir en Inglés la coletilla de ¨es queee…¨ para poner excusas a una mala acción una vez que nos han pillado; si se abre una caja nueva en el supermercado, no hay una señora que se pelea por salir desde la pole adelantando desde atrás como Fernando Alonso con el Renault, piden perdón incluso por interrumpir de manera fugaz tu visión que tenias clavada en un escaparate pero aparte de estas nimiedades, destacaría que aquí el popular no es el que se sienta en la ultima fila y tira bolas de papel al profesor y fastidia a los empollones llevándose a la chica guapa de clase, sino que se busca que sea un triunfador siguiendo las reglas de la sociedad y si ya encima es guapo, tiene dinero y es un crack en el deporte pues es un 10 sobre 10.

EXCELENCIA es la palabra que define su objetivo y para llegar a ella no solo vale ganar el partido, hay que ganarlo bien, con buen juego, de manera limpia y siendo humilde, y claro, para seguir a ojos cerrados este camino, hay que estar completamente seguro de que tu sociedad (la Norte Americana en este caso) es una sociedad sana y todo Americano cree a pies juntillas que el desarrollo de su sociedad es el ejemplo a seguir y esto se confunde muchas veces con arrogancia.

Creo que en la vieja Europa se perdió el sentimiento de comunidad, Juddu Krishnamurty dijo ¨ es insano estar perfectamente adaptado a una sociedad profundamente enferma ¨ aunque aún, en los conductores de camión, EN LA CARRETERA, tenemos parte de ese espíritu de los primeros pobladores del oeste Americano pues estamos solos, hemos de tomar decisiones que afectan a la supervivencia de nuestra familia, el día a día se desarrolla en un ambiente hostil, pasamos largos periodos sin recibir un apoyo o aliento y hemos desarrollado un sentimiento de apego, de comunidad o casi de hermandad entre los conductores que hace única nuestra profesión. Somos hermanos de la carretera e hijos del viento

  Canal de YouTube de Talento Truck,  clica aquí   

Comunidad.

No fue hasta mediados de el siglo XIX que comenzó la carrera hacia el oeste, cuando atraídos por el oro que se prometía que saltaba a tus bolsillos, las tierras gratuitas, el perdón de delitos del pasado, etc… los pioneros, reunían a la familia, ahorros, fuerzas y valor, y se aventuraban en un viaje que en un gran porcentaje acababa con la muerte de todos y cada uno de los miembros de esa familia, con enfermedades como el cólera, tribus indias que no se sometían a tratados de paz, insectos y serpientes venenosas, animales salvajes o una simple rueda de la carreta que se rompía y dejaba en medio de un desierto a unos inexpertos aventureros. Así, después de la experiencia de los primeros pioneros se empezaron a organizar expediciones de comunidades enteras, que en caravanas, con una estructura que garantizaba una defensa ante un ataque, poder enviar avanzadillas de exploradores para averiguar el mejor paso para las carretas, médicos que atendían a enfermos o aplicaban contravenenos, herreros, carpinteros ,etcetera, que hicieron posible el éxito del grupo, con un sentimiento que esta sociedad, debido a todo esto, tiene grabada a fuego en sus entrañas, COMUNIDAD.

Empleado del mes.

No me gustaría ni por un momento que a mi jefe en España se le ocurriese nombrarme empleado del mes pero aquí tienen privilegios que todos envidian como parking propio justo al lado de la puerta de entrada, pago de la gasolina que consuma durante el mes, salir media hora antes todos los días y cosas así que incentivan al resto de la plantilla a superarse.

 

Europa – América.

Creo que con estos ejemplos explico que la casi total desconexión entre la vieja Europa y el nuevo mundo hacen que sean tan diferentes pues hoy, internet y los medios de transporte ya han homogeneizado todo un poco pero hace un siglo cada uno seguía un camino sin prácticamente mirar al vecino y de ahí la divergencia cultural que crea el choque que sentí al ver que habían pagas extraordinarias que solo se cobraban con veteranía, por no tener multas y por no tener accidentes cuando en España se cobra por que ha llegado la paga de navidad o la de verano. También me chocó ver camiones premio con una decoración especial y unos acabados interiores de lujo y pegatinas exteriores con el nombre del conductor y el ¨DRIVER OF DISTINCTION¨ impreso por un consumo record promoviendo la eficiencia o ¨0¨ accidentes en 2.000.000 de millas. Me chocó que Carl Constam estuviese haciendo su trabajo como supervisor de seguridad a 2000 kilómetros de la base de Lethbridge, Alberta cuando lo vi en California y me sometió a mi y a mi camión a una inspección interna de seguridad.

Habrá quien piense en que todo esto no está bien, que nuestro sistema es muchísimo mejor pero para obtener la excelencia hay que premiar al conductor con lo que merece, hay que darles los medios para hacer un trabajo excelente, hay que premiar la seguridad y el respeto de la legislación por encima de todo y no promover la picaresca de ganar tiempo aquí o allá de esta o aquella manera, hay que preguntar al conductor que le sucede si se le ve una bajada de rendimiento o concentración y sobre todo, hay que hacer de la empresa una COMUNIDAD donde todos se sientan parte y se sientan pieza imprescindible, porque de otra manera se querrán sentar en la fila de atrás a tirar bolas de papel.

 

 

 


Con la colaboración de Talento Truck
Facebook de Talento Truck
Imágenes: Talento Truck

 

Entradas Relacionadas

Loading…
Top

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Política de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra Política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Compartir
Compartir