Tu idioma: EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish

Conducir en Nueva Zelanda y Australia. Por Silvia Parra. Entrega IV.

Posteado por

Continuamos con la segunda parte de este interesante texto que nos muestra las diferencias a la hora de conducir entre Nueva Zelanda y Australia.

Solidaridad.

En las antípodas los camioneros paran cuando ven un compañero con luces de emergencia, incluso para coches, se para a ayudar, a preguntar o a lo que sea necesario. Esta solidaridad está muy arraigada y ser un camionero es como pertenecer a una tribu. La radio, llamada CB (pronunciado “sibi”) sirve para avisar sobre las condiciones de la ruta, para saludar, para charlar , para avisar de rádares y policía y para pedir ayuda por supuesto.

Los camioneros se saludan siempre, de día con la mano y de noche con una luces especiales de leds que llevan en la cabina o con el intermitente del lado del centro de la carretera. (lado derecho)

En ambos paises hay camiones americanos (Western Star, freighliner, Sterling, Kenworth, International, Mack), japoneses (Hino, Fuso, Isuzu) y europeos (Volvo, Scania, Iveco, Man, Daf ) pero Australia es un país más rico y por tanto tiene una flota más nueva. Hay muchos más camiones con cambio sincronizado (típico europeo) y automático mientras que en Nueva Zelanda aún hay mucho camión viejo con doble embrague, y lo adoran.

Camión que conduje el año pasado, un Western Star con un millón de kilómetros y cambio de marchas Eaton Fuller Roadranger de doble embrague. Con menos de 400 caballos y unos 13 años de antigüedad. Una cafetera. Pero toda una experiencia

El salario es por horas si es local o regional (entre 22 y 30 dólares la hora por camión grande) pero si es larga distancia ruta fija suele ser salario fijo anual, lo que significa que los días que tardes más por un accidente o problema estás trabajando “gratis” pero también significa que si un día por algún motivo metereológico o corte de carreteras no puedes trabajar, cobras igual.

No hay tacógrafo de ninguna clase y el control de las horas se hace manual con una libretilla (“logbook”) que es fácil de falsificar en caso de hacer repartos y pocos km y se vuelve más difícil cuando hay largo recorrido y , claro, no se pueden esconder los km. Las multas cuando “desaparece” una página es de 50 dólares y si no llevas libretilla es de 500 dólares en Nueva Zelanda mientras en Australia se triplica esa multa. Puede parecer poco dinero pero va a compañado de pérdidas de puntos o de carnet. Las empresas acostumbran a comprobar tu historial con la dirección de tráfico y si faltan puntos o alguna de las infracciones no les gusta, no consigues el trabajo. Las mejores empresas exigen un historial limpio en los últimos años y tener todos los puntos.

La Nacional 4 en el centro de Australia , el outback.

Los parking de camiones “truckstops” son más numerosos y grandes en Australia, donde se hace mucho largo recorrido viviendo en la cabina. En Australia hay espacio de sobras, mientras en la Isla Norte de Nueva Zelanda hay un par, pero la mayoría son pequeños, ya que los camiones como ya digo paran de noche a dormir en moteles si hacen largo recorrido.

Para quien quiera disfrutar de los paisajes de Australia puede ver el reality show “Outback truckers” (https://au.tv.yahoo.com/plus7/outback-truckers/ ), hecho por la televisión Australiana con miras en el mercado mundial. También ha estado en antena por mucho tiempo el reality australiano “megatruckers” (http://dave.uktv.co.uk/shows/megatruckers/) basado en los quehaceres diarios de la compañía Heavy Haulage Australia y sus monumentales cargas. Esta empresa sin embargo acaba de entrar en concurso de acreedores por endeudarse durante el boom de la minería. Ahora el mercado se ha ralentizado.

En Nueva Zelanda no existe un programa similar, pero hay una serie llamada “Low Gear” que muestra camiones antiguos, anteriores a 1980 y entrevista a las personas que los han restaurado (http://www.lowgear.co.nz/Low-Gear-TV/ )

Algunas diferencias

En Australia se llevan ruedas de recambio pero en Nueva Zelanda ya existe un servicio de recambio de ruedas de camión 24 h a todo el territorio por lo que los camioneros no se encargan de eso y ni siquiera llevan ruedas de recambio.

En Australia se construyen camiones con LPG para larga distancia sobre todo pues el fuel es demasiado caro. En Nueva Zelanda siguen con diesel y nunca han cambiado.

Otra diferencia es que debido al tamaño del país y a su tradición, en Nueva Zelanda los camioneros que hacen largo recorrido no duermen en el camión sino en moteles con cena y desayuno a cuenta de la empresa. En el caso de Australia, donde ganan más dinero y cruzan distancias largas y paran en medio de la nada, el camionero vive en su cabina, que es más grande que las europeas.

En Australia las leyes destinadas a la seguridad en el trabajo son muchos más estrictas ya que en el pasado tenían un alto porcentaje de accidentes. En Nueva Zelanda van introduciéndolas poco a poco y mientras en la primera el caminero debe conducir siempre con 0 % de alcohol en sangre, en la segunda se puede conducir con 0.25 miligramos la prueba del alcoholímetro.

En Nueva Zelanda los nativos son maories, de origen asiático que han poblado el Océano Pacífico hasta Isla de Pascua. Y es fácil verlos al mando de camiones, autobuses y maquinaria. Tienen fama de ser muy brutos pero es más debido a las bromas por a su constitución sólida.
En Australia los nativos son de origen africano, delgados, y no se encuentran adaptados a la sociedad actual. Es muy difícil verlos trabajar en las ciudades y nunca vi a ninguno conduciendo.

En la próxima crónica conoceremos Nueva Zelanda a fondo y sus particularidades para los camioneros.



Con la colaboración de Silvia Parra
Facebook de Silvia Parra.

Imágenes Silvia Parra.

Entradas Relacionadas

Loading…
Top

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Política de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra Política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Compartir
Compartir