Tu idioma: EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish

Seguros en el transporte de mercancías: Régimen de responsabilidades en el sector de la logística y el transporte. Parte I.

Posteado por
Una vez más, contamos con la colaboración de LLerandi Consultores, correduría de seguros
especialista en el transporte de mercancías.
Desde la perspectiva de su amplia experiencia, esta vez nos
hablan sobre el régimen de responsabilidades en el sector de la logística y
transporte.
Para una mejor estructura y comprensión del contenido, este
post esta dividido en  dos partes.  A continuación os dejamos la primera parte:

 

RÉGIMEN DE
RESPONSABILIDADES EN EL SECTOR 
DE LA LOGÍSTICA Y EL
TRANSPORTE – PARTE I

La relación mercantil de la mayoría de empresas
intervinientes en la logística y el transporte con sus clientes se rigen por
dos tipos de contratos:
En este contrato se recogen las obligaciones de las partes
cuando la mercancía está en régimen de transporte y/o tránsito (estancias
temporales de la mercancía en almacenes en transbordos para llegar a su
destino).
Contrato de almacenaje o depósito de la
mercancía:
Aquí se estipulan las condiciones para el servicio según el
cual la mercancía se encuentra dentro de los almacenes, depositada y con
carácter de permanencia. En este caso, la mercancía no está en un punto
intermedio de un transporte.
RESPONSABILIDAD LEGAL EN EL
TRANSPORTE DE MERCANCÍAS POR CARRETERA

 

La responsabilidad del transportista está regulada
básicamente por:
RESPONSABILIDAD CIVIL CONTRACTUAL (derivada del contrato de
transporte):
LEGISLACION GENÉRICA:
CÓDIGO DE COMERCIO artículos 349-379, 951 Y 952 2º
LEGISLACIÓN ESPECÍFICA NACIONAL:
LEGISLACIÓN ESPECÍFICA INTERNACIONAL:
Convenio de Ginebra de 19/5/56 sobre el contrato de
transporte internacional de mercancías por carretera (CMR).
   
RESPONSABILIDAD CIVIL EXTRACONTRACTUAL:
CÓDIGO CIVIL (art.1902 y sucesivos)
La legislación completamente actualizada está disponible aquí 
Nos centraremos ahora
en la responsabilidad civil contractual.
Como ya comentábamos en el
anterior post,  Seguros en el transporte de mercancías por carretera. Conocimientos básicos sobre seguros de transporte, el
Código de Comercio establece en líneas generales que la mercancía viaja por
cuenta del propietario de la mercancía en los casos donde el transportista no
pueda evitar el siniestro. Sin embargo, responsabiliza al transportista del
100% del valor de la mercancía en los restantes casos, incumbiendo al
transportista demostrar que está en alguno de los supuestos de exoneración.
De lo establecido en el Código de Comercio se derivan consecuencias
muy graves para el transportista dado que responde por el valor de unas
mercancías cuya naturaleza desconoce en muchos casos. También debemos saber que
la tarifa de los transportistas toma como referencia los kg y el volumen de la
mercancía transportada, cobrando lo mismo por un transporte de telefonía móvil
que de tornillos siempre y cuando pesen lo mismo y su volumen tenga un ratio kg/m3
determinado. Es decir, el transportista cobra lo mismo pero su
responsabilidad según el Código de Comercio es mucho mayor en un caso que en
otro.
Para evitar estas consecuencias desproporcionadas y
garantizar la necesaria equivalencia entre las prestaciones de los
contratantes, la Ley 15/2009, la LOTT, el ROTT y el CMR son legislaciones
específicas del transporte que intentan dar sentido y equilibrar la relación
entre transportista y cargador en cuanto a la responsabilidad, estableciendo:
1.- Supuestos de responsabilidad del transportista
2.- Supuestos de exoneración del transportista
3.- Indemnización máxima por kg. de mercancía.
En cuanto a los
supuestos de responsabilidad del transportista
son todos excepto aquellos
supuestos en los que el transportista se pueda exonerar. La carga de la prueba
recae sobre el transportista. Es él quien tiene que acreditar que se incurre en
alguno de los casos de exoneración.
Los supuestos de
exoneración
en líneas generales se refieren a aquellos en los que el
transportista no ha podido evitar los daños por fuerza mayor
(atraco a mano
armada, accidente de circulación por culpa de un contrario, inundaciones etc…).
Concretamente el CMR dice “…por circunstancias que el transportista no pudo
evitar y cuyas consecuencias no pudo impedir”. Art.17.2 CMR.
En cuanto a la indemnización
fijada por kg*
, hacer especial hincapié en que este tipo de indemnización
sí que se ajusta a la estructura de costes del transportista, de tal manera que
un bulto de un mismo peso tiene idéntica indemnización independientemente de la
naturaleza de la mercancía.
*El cálculo de
indemnización según CMR es de 8,33 € x DEG (Derecho Especial de giro) del día de la fecha de la factura comercial.
En el artículo 23.3 del Convenio
CMR, se expone que la indemnización no
podrá exceder de 8’33 “Unidades de Cuenta” por kilogramo de peso bruto
faltante. Dentro del mismo artículo, y de los apartados 7 a 9 se especifica qué se debe
entender como tal, de cara a realizar el cálculo, cuando sea conveniente.
Una Unidad de Cuenta consiste en el DEG, que es gestionado por el FMI
(Fondo Monetario Internacional).
El DEG fue creado para tratar de
reducir la fluctuación de valor de monedas concretas, para otorgarle una cierta
estabilidad (es cierto que diariamente varía mínimamente, tan sólo unas
centésimas) con el fin de hallar una media del valor de monedas nacionales de
varios países miembros del FMI y que internacionalmente se toman como
referencia para operaciones financieras (dólar estadounidense, libra esterlina,
yen japonés y el euro).
A 22 de enero de 2014, figura que cada DEG vale 1.129960 €. A partir de esta cifra, y como el Convenio
CMR dice que la mercancía perdida o dañada se indemnice en 8,33 DEG por kg,
para calcular la cifra resultante bastaría con multiplicar: 1,129960 € x 8,33=
9,4125668 €, casi 9,5 € de indemnización
por kg de mercancía.

No te pierdas la segunda parte de este post y las actualizaciones del blog. Suscribete gratuitamente a la lista de correo: 

 

Suscribete al blog y recibe las actualizaciones Introduce tu e-mail:
El transportista no podrá acogerse a la limitación de
responsabilidad por kg “cuando el daño o perjuicio haya sido causado por él o
por sus auxiliares, dependientes o independientes, con actuación dolosa o
con una infracción consciente y voluntaria
del deber jurídico asumido que
produzca daños que, sin ser directamente queridos, sean consecuencia necesaria
de la acción” (art. 62 Ley 15/2009). El CMR también hace referencia a este
caso: “…si el daño ha sido causado por dolo o por culpa que le sea imputable
sea equiparada a dolo…” art. 29.1 CMR.
Recordemos la definición de dolo (civil): Voluntad maliciosa de engañar a alguien o de incumplir una
obligación contraída.
Los Tribunales también están estableciendo como culpa
(negligencia) grave las faltas continuadas, los robos de vehículos estacionados
en la vía pública, la falta de información y control sobre una mercancía
extraviada, etc…

 

En estos casos, las sentencias obligan a los transportistas
a indemnizar con el 100% del valor factura en virtud de lo establecido en el
Código de Comercio.Con la colaboración de:  Llerandi Consultores.

 

Imagenes: Llerandi Consultores.

Entradas Relacionadas

Loading…
Top

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Política de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra Política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Compartir
Compartir