Tu idioma: EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish

Sistemas de ahorro de combustible

Posteado por

Diferentes formas de ahorrar  combustible = dinero

Durante los últimos
años el incremento en el precio de los combustibles ha sido constante y
sustancial, encareciendo de este modo el uso diario de los vehículos,
tanto  para profesionales como para
particulares. Muchos son los factores que influyen en el consumo, ya sean de
tipo mecánico (las propias características del vehículo y su estado), tipo de
vías por las que se circula, ambientales, …
Es muy posible que en
el año  2014 lleguen tasas sobre las
emisiones. El impuesto de circulación será proporcional a lo que el vehículo
contamine, para fomentar la reducción de emisiones en base al Plan de Calidad
del Aire 2013-2016. Así que los coches más contaminantes –generalmente, los más
viejos-, tendrá que pagar una tasa más alta. Y no, no somos los primeros; de
hecho, en Francia se hace ya desde 1998.
Vamos a detallar
acciones  que nos permitirán ahorrar
combustible, relacionadas con la conducción y con aspectos que pueden ayudar a
la mecánica.
Por: 2 oceans vibe  Licencia: Creative Commons

Consejos para una conducción económica.


1.- La velocidad.
 
El incremento de
velocidad eleva al cuadrado el consumo de combustible. Si por ejemplo, nuestro
vehículo circulando a 100
km/h consume 7 litros cada cien kilómetros, al circular a 120 km/h el consumo podría
elevarse hasta los +/- 10
litros cada cien kilómetros. Si multiplicamos este
incremento de coste por los kilómetros realizados al año, podemos cuantificar
el sobre-coste de la velocidad.
Como consejo,
podríamos decir que al superar los  100 km/h es importante
mantener la velocidad lo más uniforme posible. A esto también ayuda una
conducción relajada, con anticipación, respeto de la distancia de seguridad,
aceleración  y frenadas suaves y
progresivas.
2.- Marchas largas.
 
Siempre que sea
posible hay que utilizar marchas largas, sin apurar las revoluciones
(normalmente los motores diesel ofrecen su rendimiento optimo a más bajas
revoluciones que los gasolina).
Los desplazamientos
por ciudad pueden llegar a provocar un incremento del 18 % en el consumo de
combustible.
Por: Wikimedia  Licencia: Creative Commons
3.- Portaequipajes superiores o bacas.
 
La aerodinámica es
fundamental en el consumo del combustible y llevar equipaje encima del coche
usando bacas o portaequipajes modifica el perfil aerodinámico del coche y lo
aumenta, ofreciendo de este modo una mayor resistencia al aire. A partir de
velocidades superiores a los  60 km/h esta mayor
resistencia afecta claramente al consumo y el gasto se multiplica.
4.- Apagar el motor.
 
Algunos vehículos ya incorporar sistemas de paro  y arranque automáticos que funcionan por
ejemplo cuando estamos esperando en un semáforo. Si nuestro vehículo no dispone
de este sistema, lo aconsejable es parar el motor si tenemos que estar con el
motor al ralentí tiempos superiores a los 2/3 minutos. El consumo de un motor
al ralentí puede situarse entorno a los 0,5 litros por hora.
El uso del aire acondicionado, ya sea mientras el coche esta parado (con
el motor en marcha) o circulando, es un factor que también incrementa el
consumo. Es recomendable mantener una temperatura estable dentro del habitáculo.
5.- Neumáticos.
 
Una presión de inflado
inferior a la aconsejada por el fabricante aumenta el consumo, ya que dada la
mayor superficie de rodadura del neumático se genera una mayor resistencia al
avance y por tanto un mayor consumo, además de acortar la vida útil de las
ruedas.
6.- Mantenimiento del motor.
 
Un motor en mal estado puede llegar a gastar entre un 9 y un  11 % más de lo que sería normal para dicho
vehículo. Así pues, un buen mantenimiento, cambios de aceite, filtros de aire,
revisiones recomendadas,… nos ayudaran a ahorrar combustible.

Productos / sistemas para ahorro de combustible.

1.- Modificación de parámetros del motor.
 
A través de la electrónica se pueden reprogramar
varios parámetros del motor  (por ejemplo
inyección, mezcla combustible/aire, sobrealimentación,…) consiguiendo aumento
de potencia, adaptación del par motor a las necesidades del conductor  y reducción del consumo.  Estas reprogramaciones de las centralitas
electrónicas  pueden afectar a la
garantía oficial que cubre  la marca del
vehículo,  a no ser que la programación
sea realizada por el mismo fabricante.
2.- Aditivos.
 
Entendemos como
aditivos las sustancias químicas añadidas a un producto para mejorar sus
propiedades.
Existen aditivos para
el combustible y el aceite, los cuales aportan mejoras en el funcionamiento del
vehículo. Algunos de los usos de estos productos son:
– Aditivos detergentes, para presión
extrema, dispersantes, emulsificantes,…
–   Mejora de las propiedades del aceite.
–   Mejora del octanaje del combustible.
–  Remetalizantes  que restauran la compresión del motor
rellenando  las irregularidades
microscópicas de las piezas, mejorando las prestaciones del motor y reduciendo
el consumo de aceite y combustible. Un ejemplo de este tipos de producto es el
que ofrece la empresa Suiza Siguienterom  a través de su gama de productos Metal2.
Por: Metal2
3.- Dispositivos economizadores.
 
Un producto totalmente
distinto a los aditivos son los economizadores/optimizadores sólidos, basados
en principios teóricos que explican que su uso mejora la mezcla entre el aire y
el combustible, repercutiendo en una combustión más eficaz y  económica.
Después de años de
investigación, en Italia se desarrolló el producto Supertech www.supertechspain.com Esta investigación tenía un
objetivo distinto al ahorro: reducir las emisiones de los vehículos y el
impacto del ser humano en el medio ambiente.
Licencia: Supertech Spain
Curiosamente, la
creación de Supertech no sólo  demostró que las emisiones de podían reducir
entre un 40% y un 75% sino que dicha disminución de la contaminación estaba
directamente ligada a la reducción del consumo de combustible. Así, se dieron
cuenta de que Supertech permitía ahorrar hasta el 12% de combustible en todos
los vehículos a tracción de hidrocarburos.
¿Cómo funciona? No
existe la combustión perfecta pero sí se puede mejorar. Todos los coches tienen
un porcentaje de combustible que no se quema y, por tanto, se desaprovecha.
Supertech debilita los enlaces intermoleculares de agregación de los átomos que
forman las moléculas H y C (hidrocarburos) que componen el carburante, y
permite un mayor y mejor paso del oxígeno (comburente).
¿Lo mejor? Es distinto
a todos los economizadores aparecidos anteriormente porque no funciona en el
flujo de combustible sino en el tanque, lo que mejora su efectividad. Y,
además, no es un riesgo para el motor ya que no tiene ninguna conexión
eléctrica, mecánica o hidráulica.
En la actualidad, la
empresa esta presente en 30 países –entre ellos, España y Portugal-, siendo
utilizado por autónomos, pequeños empresarios, grandes flotas e incluso
particulares.
Más información:
Web: www.supertechspain.com
Por: Supertech Spain

 

Entradas Relacionadas

Loading…
Top

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Política de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra Política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Compartir
Compartir
Leer entrada anterior
El tacógrafo III. Tiempos de conducción.

Cerrar